Quantcast

Oscars 2017: Un final a lo Miss Universo


El terrible error que premió a La la land por unos segundos

Pablo Blanco | 2/27/2017, 12:42 p.m.
Oscars 2017: Un final a lo Miss Universo
Faye Dunaway (izq) y Warren Beatty mientras presentan el premio a mejor película durante la 89 edición de los Óscar en el Dolby Theatre en Hollywood, California (Estados Unidos) | EFE/Phil Mccarten / Ampas

Los célebres Warren Beatty y Faye Dunaway fueron los protagonistas del falso final vivido la noche del Oscar en el Dolby Theatre cuando, con cierta dificultad anunciaron, entre los dos, que la ganadora era La la land, filme favorito de la noche con 14 nominaciones al premio, de las cuales se llevó seis (casi la mitad), incluyendo dos de las categorías principales: Mejor Actriz (Emma Stone) y Mejor Director (Damian Chazelle).

Ya es usual ver a algún ganador decir frases estereotipadas de falsa humildad estilo: “Este premio lo merecen mis compañeros de nominación, no yo”. Pero Jordan Horowitz –uno de los productores de La la land- no bromeaba ni intentaba ser cortés cuando dijo notoriamente alterado: “Moonlight este premio es de ustedes, y no estoy bromeando”.

Las caras de asombro del elenco de La la land y los de Moonlight eran dignas de película de terror, en medio del incómodo momento que hizo triunfadora a una película de modesto presupuesto frente a una súper producción que se perfilaba como la ganadora. “Steve Harvey debe estar detrás de todo esto”, bromeó un estupendo Jimmy Kimmel (anfitrión de la noche) comparando el incidente con el error cometido por Harvey en el Miss Universo 2016.

Aclarado el error y sin aún poder cuantificar la cantidad de “memes”, malas matrices de opinión, risas y lágrimas que pueda tener como consecuencia el incidente, considero que La la land debió ganar. Esto sin ser un acérrimo fanático del musical dirigido por Damian Chazelle, de esos que formaron una suerte de cadena de oración religiosa para que el filme se llevase todos los premios. Si hiciese el ejercicio de comentar las categorías principales este sería el resumen.

Sobre Mejor Película

La la land debió ganar. Es un filme que homenajea inteligentemente al Hollywood dorado desde el presente. Eso hace que salude a todas las audiencias: desde los jóvenes seguidores de sus protagonistas en boga (Emma Stone y Ryan Gosling) hasta aquellos que sienten nostalgia por los filmes protagonizados por Fred Astaire y Rita Hayworth, entre otras luminarias. Si bien es un musical, no contiene diálogos cantados sino parlamentos y canciones (por separado), lo cual hace que la nota “edulcorada” propia de algunas producciones de este tipo sea sustituida por un lenguaje moderno. La premisa de La la land es la premisa de Hollywood y, más concretamente, del llamado Sueño Americano: “Nunca abandones tus sueños, constrúyelos”. En una industria que tiene tiempo en crisis de guiones justamente por falta de nuevas ideas el mensaje es oportuno y merecía ser premiado. Todo esto sin mencionar los aspectos técnicos que, quien vio la película, sabe que estaban igualmente más merecidos. A su contendora (y triunfadora) Moonlight no le faltan méritos: retrata el bullying y el maltrato familiar de su protagonista con una mezcla de crudeza y poesía difícil de concebir. El punto es que no le habla a todas las audiencias, su ritmo decae a ratos, al margen de unas actuaciones impecables (especialmente del elenco juvenil e infantil). Moonlight se suma a la lista de películas “modestas” que le ganan al “monstruo” de la noche, léase Spotlight frente a The Revenant (Oscar 2016), o The Hurt Locker frente a Avatar (Oscar 2010). Premios justos en algunos casos, un poco forzados en otros.

Also of interest