0

Cinco consejos para preparar comida más saludable

Tal vez estás consciente de que quieres alimentarte mejor, pero no sabes cómo hacerlo. Te doy las recomendaciones que necesitas para empezar

“Nuestros cuerpos son nuestros jardines. Nuestra voluntad es nuestro jardinero”. William Shakespeare

Preparar tu comida te permite tener una alimentación más saludable, ya que controlas la calidad de los alimentos que consumes así como su forma de cocción. Te doy cinco prácticos consejos que te ayudaran a preparar comidas deliciosas y que además serán buenas para la salud.

1-Usa el aceite correcto

Los mejores aceites para cocinar son el aceite de oliva, el aceite de coco y la ghee (mantequilla clarificada). Por su alto contenido en ácidos grasos, monoinsaturados y poliinsaturados, el aceite de oliva reduce los niveles de colesterol malo, beneficia el control de la hipertensión arterial, reduce la aparición de trombosis y previene la aparición de diabetes tipo dos. El aceite de coco, poco conocido por su uso en la cocina, da un sabor exótico a las comidas, lo puedes usar para aderezar vegetales o ensaladas y es más resistente a las altas temperaturas. La ghee, que se prepara derritiendo la mantequilla a fuego lento hasta que esté totalmente líquida y luego se retira la capa de espuma de la superficie, es excelente para saltear verduras, cocinar todo tipo de carnes y es una gran aliada del sabor, aroma y brillo. Las grasas buenas traen grandes beneficios a nuestra salud además de que aportan un sabor especial a las comidas.

2-Condimenta tus comidas con hierbas y especias

Una comida sana no tiene que ser insípida. Existen muchos aderezos naturales que complementan el sabor de los alimentos, como vinagre, orégano, hierbas de olor, pimienta, limón, romero, cilantro o comino. Toma ventaja de ellos. Las especias y hierbas son grandes aliadas para darle un gusto diferente a las verduras, vegetales, carnes, guisos y salsas. Evita usar productos como cubitos o sabroseadores ya que estos tienen gran cantidad de sal y otros químicos que son dañinos para nuestra salud.

3-Utiliza más vegetales

Los vegetales son una gran fuente de nutrientes. A los guisos de carne o pollo puedes agregarles vegetales como calabacín, zanahoria o berenjena, lo cual es una buena estrategia para que nuestros niños los coman sin problemas. Los hortalizas se pueden comer de diferentes formas, las cremas de verduras como la auyama o de vegetales (calabacín, brócoli o espinaca) son una excelente opción y si las acompañas con un poco de queso parmesano el sabor será mucho más agradable al paladar. También se pueden preparar canelones o lasaña sustituyendo la pasta por calabacín o berenjena cortada en láminas. El resultado es exquisito, y estarás comiendo vegetales de una forma diferente.

4-Utiliza diferentes tipos de cocción para los alimentos

Trata de evitar en lo posible las frituras. Es importante utilizar diferentes tipos de cocción para los alimentos, tales como horno, vapor, o plancha. El horno, en especial, es muy versátil y no solo sirve para preparar pasteles o galletas sino que también te permite hacer diferentes platos. Puedes optar por hornear los alimentos que generalmente preparas fritos y el resultado es muy bueno. Así evitarás consumir aceites en exceso.

5-Prepara tus salsas favoritas y aderezos

Prueba preparar en casa tus salsas favoritas como la mayonesa o salsa de tomate, que no son complicadas de hacer. También prueba hacer los aderezos para ensaladas. Lo importante es que las consumas con moderación. Una salsa muy recomendada y que suele acompañar muy bien las diferentes comidas es la salsa de tomates casera. Además, si la haces y la envasas tienes la base para preparar varias comidas durante la semana, y es una salsa que permite cualquier combinación. Aquí te dejo la receta. ¡Inténtalo!


Receta de salsa de tomate casera

Ingredientes:

2kg de tomates maduros.

1 pimentón rojo.

1 cebolla grande.

6 dientes de ajo (al gusto).

2 cucharadas de aceite de oliva.

Orégano y hierbas italianas al gusto.

Sal y pimienta al gusto.

3 cucharadas de pasta de tomate.

Preparación:

-Pela los ajos. Limpia los tomates, la cebolla y el pimentón y córtalos en cuatro partes.

-Colócalos en una bandeja y rocíalos con el aceite de oliva y las hierbas.

-Lleva al horno previamente precalentado a 360F por unos 30 minutos.

-Saca los vegetales del horno mezcla con los ajos y la pasta de tomate y licúa todo hasta obtener una salsa.

-Cocina por una hora a fuego lento y agrega sal y pimienta al gusto.