Quantcast

La política global de la historia más grande del fútbol


El impacto del movimiento de Neymar Jr. del Barcelona al PSG no se limita al mundo deportivo.

Ishaan Tharoor | The Washington Post | 8/10/2017, 1:12 p.m.
La política global de la historia más grande del fútbol
La Torre Eiffel de París se viste de los colores del PSG para dar la bienvenida a Neymar Jr. | @PSG_English

Vamos a complacernos con una discusión de fútbol -o soccer, como mis editores en el Washington Post me obligan a llamarlo. La semana pasada, el club de fútbol francés Paris Saint-Germain sacó casi 264 millones de dólares para llevarse al sensacional brasileño Neymar Da Silva Santos Jr. de los gigantes españoles Barcelona Football Club, completando así la adquisición más cara de jugadores en la historia del deporte. Esa cuota no incluye ningún salario, bonos u otros costos, todo lo cual podría elevar el precio del acuerdo a unos 600 millones de dólares.

Las cifras son asombrosas, otro signo de la riqueza casi absurda que rodea los escalones más altos del juego global. El verano pasado, el Manchester United pagó al club italiano Juventus una cuota de 124 millones de dólares por el mediocampista francés Paul Pogba, récord mundial en ese momento. Ahora PSG ha duplicado esa cifra en el espacio de un año.

Es una suma llamativa en casi cualquier contexto, pero los detalles del acuerdo lo hacen especialmente interesante. PSG fue adquirida en 2011 por Qatar Sports Investments, una empresa estatal de Qatar. Respaldado por la vasta petro-riqueza de Qatar, el club construyó uno de los equipos más costosos ensamblados en Europa - un continente cuyos principales clubes atraen a millones de seguidores en todo el mundo y generan lucrativos acuerdos de televisión global. Para PSG y sus dueños, se supone que Neymar es la pieza perdida del rompecabezas que finalmente les hará ganará la Liga de Campeones, la máxima competición de Europa.

"El kit del PSG se ve bastante bien en @neymarjr, ¿no?

¡Bienvenido a su nueva base!" - PSG English (@PSG_English) 4 de agosto de 2017

Twitter

Neymar llega al PSG

Pero el impacto del movimiento no se limita al mundo deportivo. En los últimos dos meses, Qatar ha estado en manos de un boicot diplomático y económico impuesto a Doha por cuatro países árabes. Los estados "bloqueadores" consideran a Qatar como un actor desestabilizador, que despliega su generosidad financiando grupos extremistas y una red de televisión subversiva en Al Jazeera. Los qataris afirman que sus adversarios, principalmente Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, quieren despojar a Doha de su soberanía y enmascaran pequeñas rivalidades con acusaciones falsas.

En medio del ruido político, el controversial alojamiento de la Copa Mundial de 2022 en Qatar ha estado bajo escrutinio y amenaza ─las acusaciones de soborno en ganar los derechos de organización y el abuso en la construcción de los estadios necesarios han estado dando vueltas durante años. Es poco probable que la crisis termine pronto, lo que ha llevado a algunos analistas a preguntarse si los cataris tendrán los recursos o la capacidad para continuar con sus ya ambiciosos planes de construcción.

En este contexto, la compra de Neymar por parte de PSG es una demostración de la confianza y la riqueza de Qatar.

"Están tratando de anotar literalmente un punto aquí", dijo Christopher Davidson, profesor de política en Oriente Medio en la Universidad de Durham, en el noreste de Inglaterra, a Associated Press. "Suena como un montón de dinero, pero dado que lo que está en juego son cientos de miles de millones de dólares por la Copa del Mundo, Neymar será visto como una buena inversión para Qatar. Eso demuestra que tienen los fondos disponibles y tienen algo de liquidez para seguir siendo tomados en serio."

Also of interest