Quantcast

Quienes buscan asilo viajan de Estados Unidos a Quebec por miedo a que sus permisos temporales expiren


La llegada de personas comenzó poco después de que Donald Trump fuera electo presidente

Alan Freeman | Especial para The Washington Post | 8/5/2017, 11 a.m.
Quienes buscan asilo viajan de Estados Unidos a Quebec por miedo a que sus permisos temporales expiren
La llegada de personas comenzó poco después de que Donald Trump fuera electo presidente | Pexels.com

OTTAWA - Nuevas olas de personas buscando asilo están viajando a Canadá desde los Estados Unidos, forzando a las autoridades de la provincia de Quebec a establecer una red de refugios provisionales, incluyendo un centro improvisado en el Estadio Olímpico de Montreal.

Hasta 150 inmigrantes al día están cruzando de manera “irregular” la frontera desde el norte del estado de Nueva York hacia Quebec cerca de la estación fronteriza en Lacolle, y 70 por ciento de ellos son haitianos, temerosos de que la administración de Trump pronto eliminará el estatus temporal especial en el país.

La Ministra de Inmigración de Quebec, Kathleen Weil, dijo en una rueda de prensa el jueves que la provincia puede manejar el aumento de inmigrantes pero pidió al gobierno canadienses acelerar el proceso de solicitudes iniciales de asilo para las personas nuevas que ingresen al país y permitir a los inmigrantes abandonar Quebec si desean finalmente asentarse en otras partes del país.

Además del refugio en el estadio, en el que 300 inmigrantes pueden dormir en camillas, Quebec los está ubicando en dormitorios de estudiantes, hogares de ancianos y hoteles. En los primeros seis meses del año, 6 mil 500 personas que buscaban asilo llegaron a Quebec por tierra y otras fronteras, representando 34 por ciento del total de Canadá, según dijo Weil.

Jean-Pierre Fortin, jefe del sindicado representando a los agentes fronterizos de Canadá, llamó a esta afluencia “una crisis nacional”.

La llegada de personas comenzó poco después de que Donald Trump fuera electo presidente e inicialmente consistió en inmigrantes del Sahara de África y países afectados por la prohibición temporal anunciada por Trump para personas de varios países de mayoría musulmana. La mayor parte ha estado cruzando la frontera hacia Quebec y Manitoba, en donde geográficamente se hace la travesía de la frontera relativamente mas fácil, exceptuando en el invierno.

El incremento de llegadas de haitianos ha sido reciente. Una haitiana que fue entrevistada el miércoles por la Corporación de Radiodifusión Canadiense luego de pasar hacia Canadá, dijo que se fue de los Estados Unidos porque estaba asustada. “Revisamos en Internet y vimos que Canadá estaba recibiendo a haitianos, y por eso nos vinimos”, dijo.

“Ha habido mucho miedo en la comunidad acerca de si el Estatus de Protección Temporal podría eliminarse en enero”, dio Adonia Simpson, abogada y directora del programa de defensa de la familia de Estadounidenses por la Justicia de Inmigración en Miami, el cual representa a una larga comunidad haitiana.

A un estimado de 58 mil haitianos se les ha otorgado un Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para permanecer en los Estados Unidos desde el terremoto de 2010 en la isla del Caribe. El estatus fue renovado a un lapso de 18 meses hasta mayo, cuando el Secretario de Seguridad Nacional de ese momento, John Kelly, anunció una extensión de seis meses y advirtió a inmigrantes de que podría ser la última extensión.

Kelly dijo que la situación de Haití se había estabilizado y era momento de que los inmigrantes pensaran acerca de regresar a su país cuando la extensión actual terminara el 22 de enero.

Also of interest