Quantcast

Trump habló de enviar tropas a pelear con los “hombres duros” en México. ¿Puede hacer eso?


La relación de seguridad entre Estados Unidos y México es saludable por ahora.

Alex Horton | The Washington Post | 8/4/2017, 11:34 a.m.
Trump habló de enviar tropas a pelear con los “hombres duros” en México. ¿Puede hacer eso?
La frontera entre EE.UU y México en Brownsville, Texas. | Zoeann Murphy/Washington Post

Apenas una semana después de su presidencia, Donald Trump levantó el espectro de usar fuerzas militares estadounidenses para aplastar a los "hombres duros": los carteles de la droga mexicanos que acosan al país en un año histórico de asesinatos de pandilleros.

"Estamos dispuestos a ayudarlos con esa gran liga, pero ellos tienen que ser eliminados y no han hecho un buen trabajo por eliminarlos", dijo Trump al presidente Mexicano Enrique Peña Nieto el 27 de enero, según una transcripción publicada el jueves por el Washington Post.

"Escucha, sé lo duro que son estos chicos: nuestros militares los derrotarán como nunca pensaste, trabajaremos para ayudarlos a eliminarlos porque su país no quiere eso", dijo Trump.

Pero, ¿puede Trump realmente hacer eso?

Una historia cargada

Ha habido animosidad histórica entre los Estados Unidos y México desde la Guerra Mexicano-Americana de 1846, en la que Estados Unidos recibieron la vasta extensión de tierra que se convertiría en parte del Oeste americano. Una batalla clave fue inmortalizada en ambos lados de formas muy diferentes.

La primera línea del himno de la Infantería de Marina, "From the Halls of Montezuma", es una referencia a la victoria sobre las tropas mexicanas en la batalla por el castillo de Chapultepec en la Ciudad de México en 1847.

Los Niños Héroes, un grupo de jóvenes cadetes que lucharon hasta la muerte, son conmemorados como mártires por todo el país, tomando los nombres de calles y escuelas, donde los niños aprenden el nombre y el mito de Juan Escutia - un cadete que se envolvió en la bandera de la guarnición y saltó a su muerte a fin de no caer en manos de EEUU.

Los mexicanos no lo olvidaron, pero siguieron adelante, dijo Iñigo Guevara Moyano, director de Jane's Defense y experto en relaciones militares entre Estados Unidos y México.

Una alianza militar se creó en la primera década de los años 2000 en respuesta a la creciente violencia sobre las rutas de tráfico de drogas hacia Estados Unidos, y una oleada de armas que fluye hacia la frontera sur.

El comienzo de la alianza estaba llena de desconfianza y sospecha, particularmente del Ejército. Pero trabajar juntos en el problema común de la violencia de los carteles de la droga que asola la frontera ayudó a crear confianza entre las unidades, dijeron expertos.

Ahora los países comparten información sobre las redes de tráfico ilícito, los agentes mexicanos comparten el espacio de mando en las instalaciones de Estados Unidos y las unidades llevan a cabo un número creciente de misiones conjuntas de entrenamiento e intercambio de inteligencia para combatir el narcotráfico juntos, dijo Moyano al Washington Post.

"La relación está más cerca que nunca desde la Segunda Guerra Mundial", dijo, aparente en ejercicios de gran alcance como Amalgam Eagle, una operación conjunta de entrenamiento de la Fuerza Aérea entre Estados Unidos y México que ha ocurrido anualmente desde al menos 2015.

De 2014 a 2016, las dos partes han incrementado los programas conjuntos en un 20 por ciento, desde cooperar en operaciones de incautación de drogas en los mares hasta abogados militares estadounidenses que instruyen a sus homólogos mexicanos sobre derechos humanos y otros principios legales, según datos del Comando Norte de EEUU, que supervisa la asociación.

Also of interest