Quantcast

Venezuela: Fraude constituyente, hambre y sangre


Las cifras oficiales inflan los resultados al otorgar al régimen más de 2 millones de votos por encima de las últimas elecciones parlamentarias

Ricardo Sánchez-Silva | 8/3/2017, 9:55 a.m.
Venezuela: Fraude constituyente, hambre y sangre
La oposición afirma que hubo al menos 16 asesinados el día de las elecciones fraudulentas | Composición fotográfica: RSS

Entonces, pues, en la consulta realizada para elegir a los 545 miembros impuestos de la Asamblea Nacional Constituyente, Tibisay Lucena, rectora principal del Consejo Nacional Electoral (CNE), anunció que la participación total de electores fue de 8.089.320. Es decir, que no solo votó más gente que en la presidenciales pasadas de forma desproporcionada, sino que en comparación con las más recientes elecciones parlamentarias de 2015, en las que el aumento del Registro Electoral Permanente (personas habilitadas para votar) fue de casi 600 mil personas, el régimen habría recuperado los 2 millones de votos perdidos en la contienda anterior y ganado alrededor de medio millón de electores más. Con todo el panorama de caos que reina en el país, ¿suena lógico esto?

Claro, ante el poder ilimitado - una hoja en blanco - que otorga la ANC, podrían destituir a la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz (ahora en contra de Nicolás), disolver la Asamblea Nacional (Parlamento) electa por voluntad popular, extender el período presidencial, eliminar próximas elecciones y centralizar aún más el poder. Solo por decir algunos posibles cambios. Visto así, el resultado sí encaja en la lógica madurista, pero la mayoría del pueblo venezolano no lo acepta y desconoce su gobierno, porque no tiene legitimidad, por ser un régimen corrupto, hambreador y violador de DDHH.

Para ponerle la guinda al proceso, el miércoles 2 de agosto, Antonio Mugica, representante de Smartmatic, la empresa de tecnología a cargo de las máquinas de votación, denunció una diferencia de al menos 1 millón de votos entre la cantidad real y la anunciada por Lucena.

Es momento de que la dirigencia opositora entienda (algunos ya lo han hecho), que la nueva fase de lucha debe ser junto a la resistencia, tomando acciones contundentes sin recular, ni aceptar más condiciones impuestas por el régimen madurista, castro comunista, pues la intervención cubana en Venezuela es otra realidad de la que hay pruebas por doquier. Los venezolanos tampoco vamos a aceptar más negociaciones ocultas. Que les quede claro.

Por su parte, el rechazo a la ANC por parte de Estados Unidos, Argentina, España, Chile, Brasil, Perú, Canadá, Colombia, Costa Rica, México, Panamá, Paraguay, Guatemala y la Unión Europea es un termómetro que solo sube de temperatura, pues va más allá de no reconocer el fraude y la ilegalidad del proceso inédito que vivió Venezuela el pasado 31 de julio.

Algunos de esos países han anunciado sanciones. Tal es el caso de EEUU, que hizo lo propio con Nicolás Maduro, incluido en la lista OFAC como el cuarto Jefe de Estado. Anteriormente habían ingresado otros altos funcionarios y personajes del madurismo. El dictador ahora se une a Kim Jong-un (Corea del Norte), Bashar al-Assad (Siria) y Robert Mugabe (Zimbabue).

La solución para algunos está en nombrar un gobierno de transición o una junta que asuma las riendas del país, apoyado en la consulta popular del pasado 16 de julio (plebiscito), que si se hubiera traducido en un Referéndum Revocatorio presidencial, Maduro habría tenido las maletas listas, pero esa consulta la impidió el mismo CNE fraudulento.

Also of interest