Quantcast

¿Funcionan los seguros de salud basados en la Biblia?


Los ministerios de salud como CHM son esencialmente programas de costos compartidos. Las primas mensuales de los miembros se aplican directamente a las cuentas médicas de otros pacientes

Emily Bazar | Kaiser Health News | 8/2/2017, 3:53 p.m.
¿Funcionan los seguros de salud basados en la Biblia?
La membresía en los ministerios que comparten el cuidado de salud ha aumentado desde la aprobación del Obamacare | PEXELS

Martin Estacio estaba pagando $800 por mes por un plan de salud que no se ajustaba a su estilo de vida entre dos estados.

El bombero retirado de San Bernardino vive entre Oklahoma y California. Pero su plan de salud, comprado en Oklahoma, no cubría atención que no fuera de emergencia más allá del estado.

Estacio canceló su plan este mes y dio un salto de fe. Se unió a Christian Healthcare Ministries (CHM), una alternativa al seguro de salud tradicional que ofrece un enfoque religioso para cubrir las facturas médicas.

Los ministerios de salud como CHM son esencialmente programas de costos compartidos. Las primas mensuales de los miembros se aplican directamente a las cuentas médicas de otros pacientes, sin importar en donde vivan en los Estados Unidos. Los beneficiarios también oran unos por otros, y a menudo se envían notas de apoyo y palabras de aliento.

"Lo que me llevó a estudiar esta opción fue el aspecto financiero", dijo Estacio, de 58 años. "Pero cuando comencé a darme cuenta de que se basaba en principios bíblicos para ayudar a tus hermanos de fe, eso es lo que realmente me atrapó".

Un ministerio que comparte la atención de salud es principalmente una "comunidad de fe", explicó Michael Gardner, portavoz de Christian Care Ministry, que opera el programa Medi-Share. A junio de 2017, Medi-Share tiene aproximadamente 300.000 miembros, dijo.

Pero seamos claros: los ministerios de salud cristianos no son como otros seguros de salud. Usted debe asistir a la iglesia regularmente. Debe aceptar abstenerse de ciertos comportamientos, tales como "inmoralidad sexual" y abuso de drogas. Los cuidados preventivos, las recetas de rutina y la atención de salud mental no pueden ser reembolsados. Olvídese del aborto. La cobertura para sus condiciones preexistentes probablemente será limitada, al menos al principio.

Estacio paga $150 por mes por su membresía, más pagos trimestrales de alrededor de $30 que le ofrecen un mayor nivel de reembolso.

Él es responsable de los primeros $500 en cada incidente médico antes de que el costo compartido del ministerio entre en acción, pero sólo para servicios autorizados. La lista de servicios no cubiertos del CHM incluye "tratamiento psicológico", suministros y equipos médicos, vacunas, recetas de mantenimiento y cuentas relacionadas con el uso indebido de drogas.

"Hay que tratar de vivir un buen estilo de vida", dice Estacio. "No puedes estar bebiendo y fumando. Depende de ti".

La membresía en los ministerios que comparten el cuidado de salud ha aumentado desde la aprobación del Obamacare, en parte porque la ley de salud provee una exención para los miembros. Si usted pertenece a un ministerio calificado que comparte la atención de salud, no tiene que pagar la multa del Obamacare por no tener seguro.

Alrededor de un millón de estadounidenses participan de este sistema en todo el país, según la Alliance of Health Care Sharing Ministries. Texas tiene la mayoría de los miembros; California ocupa el segundo lugar.

Hay más de 100 ministerios en los Estados Unidos, aunque la gran mayoría son pequeñas iglesias menonitas, destacó el doctor Dave Weldon, presidente de la alianza y ex congresista por Florida. Los tres ministerios más grandes son CHM, Medi-Share y Samaritan Ministries International, dijo.

Also of interest