Quantcast

El trágico final de Aaron Hernández


El ex jugador de fútbol americano se ahorcó en su celda

4/19/2017, 1:39 p.m.
El trágico final de Aaron Hernández

El exjugador de la NFL Aaron Hernández, exonerado hace apenas unos días de dos homicidios pero sentenciado a cadena perpetua por otro caso, murió el miércoles de madrugada tras ahorcarse en su celda, dijeron autoridades penitenciarias de Massachusetts. Tenía 27 años.

El diario “The Boston Globe” afirmó, citando fuentes penitenciarias, que Hernandez se colgó en su celda utilizando una sábana que ató a la reja de la ventana. Además, intentó bloquear desde adentro la puerta de su celda individual.

Hernandez, de 27 años y ex jugador de New England Patriots, se encontraba en el Centro Correccional Souza Baranowski de la localidad de Shirley, estado de Massachusetts. De acuerdo a un comunicado de la prisión, Hernandez fue encontrado sin vida a las 3:05 de la madrugada.

El reo estaba en una celda para una persona, dentro de una unidad general en la prisión estatal de máxima seguridad. Hernández intentó bloquear la puerta de la celda desde dentro atascando la puerta con varios objetos, añadió el vocero.

Hernandez cumplía una condena de cadena perpetua por un asesinato que cometió en 2013. Hace unos días, el ex jugador había sido absuelto en otra causa por dos cargos por homicidio de los que estaba acusado desde 2012.

El exjugador se mostró conmovido hasta las lágrimas el pasado viernes cuando fue exonerado de la muerte de Daniel de Abreu y Safiro Furtado, que murieron tiroteados en Boston en 2012.

Sin embargo, Hernández ya cumplía una cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional por su condena en la muerte de Odin Lloyd en 2013. Lloyd salía con la hermana de la prometida de Hernández.

Por el momento sus abogados no han hecho declaraciones.

Hace dos años, en abril de 2015, Hernández fue condenado a cadena perpetua sin derecho a fianza por el asesinato en 2013 de Odin Lloyd, un jugador semiprofesional de fútbol originario de Boston.

En otro proceso judicial diferente, en mayo de 2014, Hernández fue acusado de la muerte de Safiro Furtado y Daniel de Abreu, dos hombres que fueron asesinados fuera de una discoteca en Boston.

La semana pasada, el 14 de abril, un jurado de Massachusetts declaró no culpable a Hernández de la muerte de estos dos hombres. A pesar de ese reciente veredicto, Hernández tenía que seguir cumpliendo cadena perpetua debido a su anterior condena.

La muerte de Hernández, que era una joven promesa del fútbol americano, se produce el mismo día en el que el presidente de EEUU, Donald Trump, tiene previsto recibir en la Casa Blanca a su antiguo equipo, los Patriotas de Nueva Inglaterra, para felicitarles por ganar la Super Bowl.

Also of interest