Quantcast

Análisis: Atacando a Siria, Trump corrobora los peores temores sobre su presidencia


El Presidente utilizó la acción militar electiva con fines humanitarios y sin la aprobación del Congreso.

Aaron Blake | The Washington Post | 4/8/2017, 3:29 p.m.
Análisis: Atacando a Siria, Trump corrobora los peores temores sobre su presidencia
Fotografía de archivo del presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, durante la reunión que mantuvo con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, en el Despacho Oval de la Casa Blanca en Washington (EE.UU.), el 3 de abril de 2017. | EFE/Olivier Douliery

El ejército estadounidense lanzó un ataque sin precedentes contra el gobierno del presidente sirio, Bashar al-Assad, el jueves por la noche.

Y con el ataque, los estadounidenses se enfrentaron con una realidad que creyeron nunca verían: el Presidente Trump utilizando la acción militar electiva con fines humanitarios, y hacerlo sin la aprobación del Congreso.

Durante la campaña e incluso antes, Trump se burló enérgicamente de la participación militar estadounidense en el Medio Oriente, diciendo repetidamente que la guerra en Irak fue un error desastroso y que se concentraría en "América primero". Y no tenía miedo de parecer frío ante la crisis de los refugiados y el sufrimiento en Siria. Era un problema que el Medio Oriente tenía que resolver, y ningún refugiado sería admitido en Estados Unidos por temor de admitir terroristas. Incluso sugirió que la acción militar podría conducir a otra guerra mundial.

"Ahora quiere iniciar una guerra de disparos en Siria en conflicto con una Rusia que cuenta con armamento nuclear y que podría muy bien conducir a la III Guerra Mundial", dijo Trump días antes de las elecciones de 2016.

También en 2013, Trump ridiculizó la idea específica de represalia contra el gobierno sirio por el uso de armas químicas, en varias ocasiones instando al presidente Barack Obama a no involucrar a Estados Unidos en la guerra civil, a pesar de la política de "línea roja" de Obama. Trump también dijo que, si Obama decidiera atacar, debería buscar la aprobación del Congreso. Trump tuiteó lo siguiente:

Twitter

En 2013, Trump ridiculizó la idea específica de represalia contra el gobierno sirio por el uso de armas químicas

OTRA VEZ, A NUESTRO LÍDER MUY TONTO, NO ATAQUE SIRIA - SI LO HACE HACE MUCHAS COSAS MUY MALAS PASARÁ Y DE ESTA LUCHA EEUU NO OBTIENE NADA!

Presidente Obama, no ataque a Siria. No hay ninguna ventaja y tremenda desventaja. ¡Guarde su "polvo" para otro (y más importante) día!

El presidente debe obtener la aprobación del Congreso antes de atacar Siria - ¡gran error si no lo hace!

Que la Liga Árabe se ocupe de Siria. ¿Por qué estos ricos países árabes no nos pagan por el enorme costo de ese ataque?

En reversa

Los acontecimientos de la noche del jueves van completamente al contrario a todo eso. Trump ha sido afectado personalmente por las escenas de sufrimiento y la información que ha conocido ahora que él es presidente - "Incluso bebés hermosos fueron cruelmente asesinados en este bárbaro ataque", dijo el jueves por la noche en breves comentarios, añadiendo: “Ningún hijo de Dios debería sufrir tal horror” ─ pero la barbarie y el horror estaban allí en 2013. Sin embargo, Trump tomó una línea firme contra la intervención durante años.

Puede parecer trivial concentrarse en las palabras pasadas de Trump a la luz del sufrimiento en Siria y las realidades de ser realmente presidente. Pero el hecho es que Estados Unidos eligió a un hombre que prometió usar la fuerza de una manera muy circunspecta y habló inequívocamente al respecto.

Y es probable que las promesas no intervencionistas prometidas por Trump durante la campaña lo ayudaron a disipar algunos de los mayores temores de convertirlo en presidente y comandante en jefe. Podría decirse que su mayor responsabilidad era que la gente - incluso muchos seguidores - creía que le faltaba el temperamento adecuado para ser presidente. La perspectiva de que la estrella de la televisión de la cabeza caliente, con picazón en los dedos para usar su cuenta de Twitter que tiene acceso a los códigos nucleares era un anuncio publicitario en su contra que él prácticamente se escribió. Y hubo muchos que argumentaron que su charla no intervencionista era sólo eso - hablar - y que no se podía confiar en él para lidiar con los conflictos internacionales.

Pero las promesas de Trump de mantenerse fuera del Medio Oriente y centrarse en la patria atenuaron esa línea de ataque. Los votantes fueron llevados a creer que su política exterior no estaría en el mismo gatillo en el que todo lo demás acerca de él parecía estar, y les dio licencia para centrarse más en lo que un hombre de negocios convertido en presidente podría hacer por la economía.

Sin embargo, aquí estamos. A menos de tres meses de su presidencia, Trump ha respondido a un conjunto de circunstancias no sin precedentes en Siria con un grado sin precedentes de fuerza y provocación.

Also of interest