0

De Massachusetts a Nicaragua: 
Trabajando por el bienestar de los tapires centroamericanos


Zoo New England apoya el trabajo de campo que realiza un investigador de Massachusetts para proteger y estudiar a los tapires centroamericanos en su hábitat natural
El investigador Chris Jordan con un tapir salvaje en Nicaragua

El investigador Chris Jordan con un tapir salvaje en Nicaragua

La conservación de especies es una parte importante de la misión de Zoo New England, por esta razón la organización está altamente comprometida con apoyar proyectos de conservación de la vida silvestre que tengan un impacto positivo en hábitats tanto a nivel local como en el exterior.

Entre estos esfuerzos está el Proyecto Tapir Nicaragua, un programa dedicado a proteger a los tapires centroamericanos o de Baird (también llamados dantos) que se encuentran en peligro de extinción y cuidar el hábitat de estos animales en Nicaragua. Liderado por Christopher Jordan, PhD, originario de Massachusetts, Proyecto Tapir Nicaragua combina investigación realizada por medio de transmisores puestos en los animales con collares y reintroducir la especie con iniciativas de conservación locales y nacionales; además de actividades educativas para asegurar un futuro viable para los tapires centroamericanos en Nicaragua.

“A pesar de que muchos aún no lo han notado, los zoológicos del mundo ahora juegan un papel crítico a la hora de salvar la flora y fauna que está en peligro de extinción en nuestro planeta”, dijo Jordan quien es originario de Leicester, Mass. y es el director de programas en Nicaragua para Global Wildlife Conservation, una de las principales organizaciones internacionales de conservación de vida silvestre y hábitats en peligro de extinción. “Nuestro equipo tiene una relación muy especial con Zoo New England. Ellos no solo nos han ayudado directamente a avanzar en nuestros esfuerzos de conservación e investigación de campo en Nicaragua, sino que también han trabajado con nosotros para llevar nuestro mensaje de conservación al público de Massachusetts y así poder mostrarles el impacto que los residentes del estado pueden tener cuando se trata de salvar a las especies más amenazadas del mundo”.

Zoo New England proporcionó fondos a Jordan y su equipo a través del programa Quarters for Conservation en el Franklin Park Zoo (Boston) y Stone Zoo (Stoneham) de Zoo New England. Esta creativa iniciativa pide a los visitantes que usen tokens para votar por el proyecto de conservación que a ellos les gustaría que el zoológico apoye. Los kioskos de Quarters for Conservation presentan cuatro proyectos distintos y le brindan a los visitantes la oportunidad de aprender más sobre las iniciativas de conservación del zoológico.

Con los fondos otorgados por Zoo New England a través del programa Quarters for Conservation, Jordan y su equipo fueron capaces de instalar un collar transmisor a una tapir centroamericana hembra a la que bautizaron como Katruk en honor a una flor roja del mismo nombre que crece cerca de ríos en Nicaragua. Los investigadores han monitoreado los pasos de Katruk durante todo el año pasado y su collar fue removido el 31 de marzo. La información recaudada con el dispositivo ayudará a Jordan y su equipo a entender mejor los recursos que los tapires tienen a su disposición para sobrevivir en la Reserva Biológica Indio-Maíz, un área de bosques que no solo es el hogar de los tapires sino también de muchas otras especies amenazadas y en peligro de extinción.

“Como una organización altamente comprometida con la conservación estamos especialmente contentos de apoyar al Proyecto Tapir Nicaragua y el importante trabajo de campo que se está realizando para entender mejor y proteger a los tapires centroamericanos, así como el impactante esfuerzo de educación comunitaria que fomenta un mejor entendimiento de la vida silvestre y del importante rol que jugamos todos al momento de asegurar que existan espacios sanos y prósperos para todos los seres vivos”, dijo John Linehan, presidente y CEO de Zoo New England.

Además de financiar el collar con transmisor para Katruk, los fondos de Zoo New England también financiaron la ilustración de un libro de cuentos de tapires en español para niños, que será usado en escuelas y como una herramienta educativa en las comunidades en donde trabaja el Proyecto Tapir Nicaragua. Jordan también ha dictado varias charlas en el Franklin Park Zoo y participó en el Día de la Conservación y Ciencia del zoológico en 2015.

Pesando hasta 600 libras (273 kilogramos), los tapires centroamericanos son los mamíferos terrestres de mayor tamaño en Centroamérica y están considerados como una especie en peligro de extinción. Además de ser cazados por su carne y como trofeos, su mayor desafío para sobrevivir es la destrucción de su hábitat debido a la tala de árboles y tratamiento de la tierra para agricultura y desarrollo. Mientras los jaguares representan una amenaza para los tapires jóvenes, los humanos somos la única especie que amenazamos directamente la supervivencia de los tapires salvajes.
Jordan completó sus estudios universitarios en español y estudios latinoamericanos, además de conservación de la vida silvestre en UMass Amherst. Él también es miembro del comité directivo y coordinador en Nicaragua del Grupo Especialista en Tapires de la Comisión de Supervivencia de las Especies de IUCN. Como director de programas de GWC en Nicaragua, él coordina un programa de guardias forestales con los nativos de la costa caribeña sur de Nicaragua y trabaja con ellos para investigar y conservar a los tapires centroamericanos y jaguares de esa nación.

Por muchos años Zoo New England ha participado en el Plan de Supervivencia de las Especies para el Tapir Centroamericano (SSP, por sus siglas en inglés), que es un programa de cooperación entre zoológicos que es coordinado a nivel nacional por la Asociación de Zoológicos y Acuarios (AZA). Los planes de supervivencia de las especies están diseñados para mantener una población genéticamente diversa y estable en cautiverio. Franklin Park Zoo es la casa de dos tapires centroamericanos, Milton y Abby, quienes han tenido varias crías y pueden ser visitados en el edificio del Bosque Tropical.

¡VAMOS AL ZOO A VER A LOS TAPIRES!

Franklin Park Zoo, One Franklin Park Road, Boston, MA 02121


Los tickets cuestan $20 para adultos y $13 para niños. Los menores de 2 años entran gratis.


Para más información: 617-541-LION

www.franklinparkzoo.org