0

Estos son todos los jugadores "franquicia" de esta temporada en la NFL

Se acabó el plazo para que los equipos usen su etiqueta de 'jugador franquicia' y ha habido un buen montón de actividad este año al respecto. Nueve jugadores han visto como sus clubs se negaban a llegar a un acuerdo con ellos para un contrato a largo plazo y, a la vez, se negaban a que pudiesen ir al mercado de la agencia libre a probar suerte.

La etiqueta de 'jugador franquicia' implica que el footballista pasa a cobrar un salario top, la media de los cinco que más cobran jugando en su misma posición, pero sólo por un año. Eso sí, todo asegurado y contando contra el espacio salarial, por lo que no es un beneficio absoluto para el equipo.

Bueno, sí, sí que lo es, pues consigue más tiempo para seguir negociando y tiene seguro que no se lo quita ningún rival. El día límite para que estos jugadores puedan firmar un nuevo contrato es el 15 de julio.

Hay que tener en cuenta que hay tres tipos de etiquetas. La Exclusiva, que paga el citado salario medio de los cinco mejores en la posición y que no permite que ningún equipo se arrime al jugador. La No-Exclusiva, que paga algo menos, la media de los cinco mejores en la posición contra el espacio salarial pero de los últimos cinco años (o el 120% del salario actual del jugador, la cifra que sea mayor de las dos) pero, a cambio, el jugador puede negociar con otro equipo; si recibe una oferta, la franquicia en la que juega puede igualarla y quedarse con él, o perderlo y recibir dos primeras rondas del equipo que lo fiche. Y la De Transición, que es la que menos paga, la media de los diez mejores de la posición, pero que también deja más libertad al jugador pues puede negociar libremente y, si recibe una oferta, su equipo puede decidir igualarla o perderle sin compensación alguna.

Hay que tener en cuenta, además, que los equipo sólo pueden usar estar figura una vez por temporda, en un sólo jugador. Estos son los diez 'jugadores franquicia' esta temporada.

Von Miller, DE/OLB, Denver Broncos

El más obvio de todos ellos. En Denver tienen que renovar a mucha gente, pero el principal es el actual MVP de la Super Bowl. Su agente, con lógica, está pidiendo dinero de quarterback para su cliente y John Elway está tensando la cuerda. Mientras tanto, 15,7 millones de dólares ya los tiene asegurados para este 2016. Para el equipo empieza la parte dura ahora: negociar con, entre otros, Brock Osweiler y Malik Jackson.

Oliver Vernon, OLB, Miami Dolphins

Ojo que este es el caso más interesante de todos. Los Dolphins le han aplicado la etiqueta De Transición. Esto significa que puede negociar con cualquier equipo, y en Miami tendrán el derecho a igualar esa oferta, pero sino lo hacen no tendrán compensación. La pasada temporada hicieron lo mismo con Charles Clay y lo perdieron contra un ofertón de Buffalo. Su salario sería de 12,7 millones de dólares, pero el mercado le va a ofrecer más. Mucho más. No se ven pass rusher de este nivel en la agencia libre, así que muchos equipos estarán preparando ahora mismo sus ofertas (¿Oakland, Jacksonville?) y Miami va a tener una difícil decisión delante de sus narices.

Josh Norman, CB, Carolina Panthers

13,9 millones de dólares para un tipo que el año pasado recibió una oferta de renovación de 7 millones al año. No le ha salido mal la jugada de apostar por sí mismo a Norman, no. Es un claro candidato, no obstante, a firmar un contrato largo antes del 15 de julio y olvidarse de esa cifra.

Kirk Cousins, QB, Washington Redskins

El único QB de la clase. Los Redskins, estimo, no se fían del todo de si este es su pasador para un lustro y prefieren esperar. Le dan la barbaridad de 19,9 millones por un sólo año, sí, pero el 2017 será otra historia. Cousins, por su parte, debería firmar a toda velocidad pues es un dinero enorme para su actual estatus en la liga y, dado que ha de tener fe en sí mismo, podría salir al mercado el año que viene con la cuenta bancaria muy saneada.

Alshon Jeffery, WR, Chicago Bears

14,6 millones para la buchaca de Jeffery.

Eric Berry, S, Kansas City Chiefs

Una de las grandes historias del año, el regreso de Eric Berry tras sufrir un cáncer, y su tratamiento, no ha tenido continuidad con un contrato a largo plazo con los Chiefs, aunque no es descartable que se logre en breve, algo que quieren ambas partes. Empezarán a negociar a partir de 10,8 millones de dólares, que es lo que ya se ha asegurado el buen safety.

Muhammad Wilkerson, DE, New York Jets

Los Jets están jugando con este asunto. Le han aplicado a Wilkerson la modalidad No-Exlusiva de la etiqueta por lo que Muhammad cobrará, si firma, 15,7 millones de dólares este año pero los equipos pueden hacerle ofertas... claro, que con el riesgo de perder dos primeras rondas, que irían a los Jets, en caso de ser aceptadas y que los de New York no la igualasen. Es muy poco probable que esto suceda, pero le dan al agente del jugador la idea de que no es imprescindible y que pruebe suerte a ver si su chico recibe tantas ofertas como se piensa. No hay que olvidar que los Jets tienen, en la línea defensiva, a Damon Harrison, Sheldon Richardon y Leonard Williams, por lo que si algún loco les manda dos primeras rondas del draft igual miran para otro lado...

Cordy Glenn, OT, Buffalo Bills

Los Bills quieren mantener la OL, por eso han despedido, entre otros, a Mario Williams, y se han asegurado a Glenn por 13,7 millones para este año. Así, pueden negociar con Richie Incognito, aunque parece que está pidiendo dinero de tackle y no de guard, que es de lo que juega.

Trumaine Johnson, CB, Los Angeles Rams

Esto puede entenderse también como una sorpresa. Los Rams han dudado hasta el último momento entre Johnson y su compañero en la secundaria, Janoris Jenkins. Al final han optado por el primero, pagándole 13,9 millones, lo que significa, casi sin dudas, que Jenkins será uno de los agentes libres más deseados del mercado.

Justin Tucker, K, Baltimore Ravens

Los Ravens no han querido sorpresas con su kicker, uno de los mejores de la liga, y le han dado 4,5 millones de dólares sin rechistar ni casi negociar.