0

Lo que necesitas saber para criar a tus hijos bilingües

Enseñar a tus hijos otro idioma toma tiempo y dediación. Compartimos algunos consejos que te ayudarán a tener éxito

Los muchos beneficios cognitivos, académicos y sociales de aprender idiomas extranjeros han favorecido que padres de todo el mundo busquen consejos para criar niños bilingües.

Los latinos tenemos una gran oportunidad al vivir en Estados Unidos, pues nuestros niños pueden aprender un buen inglés en otros ambientes sociales como la escuela o el vecindario, mientras que reforzamos sus habilidades del castellano en casa.

Pero, ¿qué significa ser bilingüe? Según la definición del diccionario, una persona bilingüe es aquella capaz de leer, hablar y escribir -o incluso entender- más de un idioma. Pero, ¿es bilingüe una persona que entiende perfectamente un idioma pero no lo habla bien? ¿O alguien que demuestra alta suficiencia en un idioma más que en otro? “La verdad es que hay muy pocos bilingües balanceados, o personas que dominan igual de bien dos idiomas”, explica la doctora Naomi Steiner, pediatra del Floating Hospital for Children de Tufts Medical Center y autora del libro “7 pasos para criar niños bilingües”. “La mayoría de las personas se sienten más cómodas hablando en un lenguaje que en otro”.

Pero lo cierto es que, mientras más rápido una persona aprenda, mejor será su capacidad de bilingüismo balanceado, según explica la Dra. Steiner. “Cuando estos niños llegan a la edad escolar, tienden a tener habilidades superiores en lectura y escritura de ambos idiomas, así como mejores capacidades analíticas y académicas”.

Si bien es cierto que los niños tienen una enorme capacidad para aprender, criar un hijo bilingüe no es tan sencillo como poner Dora la Exploradora en la televisión y esperar que el vocabulario se pegue. Los padres deben hacer un esfuerzo consciente en enseñarles a sus hijos una segunda lengua.

“Aprender un lenguaje nuevo es cuestión de exponerse repetidamente a contenido de alta calidad en el idioma que se quiere aprender”, dice la doctora Steiner. No hay un único enfoque válido, ya que las familias y las condiciones de vida son diferentes, así que aquí describimos algunas cosas que debe saber para criar niños bilingües, y algunos consejos para tener éxito en el intento.

1-No sucede por magia

Los niños no llegan a ser bilingües por magia. Sí, cuando las condiciones son propicias los niños crecerán aprendiendo los idiomas de la familia, pero no debemos dar por hecho que pasará así no más sin nuestra ayuda.

2-Necesitan un plan

Para tener la mejor probabilidad de tener éxito en criar hijos bilingües, necesitan planear. ¿Qué nivel de fluidez desean para sus hijos? ¿Y con respecto a leer y escribir? ¿Quién va a hablar cuál idioma y cuándo? Discutan de estos temas en familia y fíjense metas conjuntamente.

Los planes más comunes son:

-Un padre, un idioma (un padre habla en una lengua, y el otro en otra)

-Idioma minoritario en casa

-Programas de inmersión lingüística

-Clases de idiomas

3-La regularidad es esencial

Una vez que tengan un plan, necesitan comprometerse como familia a ser regulares en el idioma que usan. Es verdad que los niños pueden llegar a ser bilingües aun cuando los padres mezclan los idiomas, pero el riesgo de que vayan a preferir hablar la lengua mayoritaria es más alto si se han acostumbrado a que el padre que habla la lengua minoritaria cambie seguido a la lengua mayoritaria.

4-Tendrán que prestar atención a cuánto tiempo están sumergidos en el idioma

Una vez que tengan su plan, también necesitarán examinar cuánto tiempo de inmersión recibirán los hijos para adquirir el idioma. Existe una recomendación general que los niños deben estar sumergidos en el idioma por lo menos 30% del día para llegar a ser bilingües. Esto nos sirve de guía, dependiendo del tipo de inmersión, los niños necesitarán más o menos tiempo para dominar un idioma.

5-Tendrán que consagrar un poco más tiempo (y tal vez invertir un poco de dinero)

Necesitaran encontrar el tiempo de hablar seguido, leer y encontrar los recursos necesarios para ayudar a sus hijos a aprender el idioma.

6-Habrá personas que dudan

Algunos les dirán que no tiene sentido, o que no va a funcionar, o que ya es muy tarde. Otras personas pensarán que son demasiado exigentes con sus hijos, y aun otros les dirán que van a confundir a sus hijos con tantas lenguas. No les hagan caso a estos escépticos, pero sean indulgentes con ellos porque simplemente no saben de lo que hablan.

7-Sus hijos tal vez les contestarán en la lengua equivocada

Esto le sucede más al padre de la lengua minoritaria. Pueden sentir que han hecho todo para ser regulares y consistentes, y aun así uno de sus hijitos llega de la escuela un día y ya no quiere hablar la lengua minoritaria. Tal vez se sentirán desanimados y decepcionados, pero es esencial que no se den por vencidos y que continúen a ser regulares y consistentes y si es posible, aumentar el tiempo de inmersión.

8-Es bueno que vean películas en español

¡Sí funciona! Tus hijos no sólo disfrutarán al ver sus películas favoritas, sino que aprenderán el español al mismo tiempo. Afortunadamente, hoy en día la mayoría de películas de dibujos animados ya vienen con la opción de cambiar el idioma. Es importante que los niños asocien el idioma no solamente con la familia, sino también con las actividades divertidas que más les gustan.

9-Asiste a eventos culturales que celebren tu origen y tu cultura

Perfecta oportunidad para que tus hijos practiquen el idioma con otros niños, se den cuenta de la importancia de hacerlo y lo empiecen a ver como algo natural.

10-Viaja a tu país siempre que puedas

No sólo tienes la oportunidad de visitar a tu familia en tu país de origen, sino que tus hijos aprovechan para practicar el español y aprender más sobre las tradiciones y costumbres de sus antepasados.

11-Búscale amigos que hablen español

Entabla amistades con otras familias hispanohablantes y alienta la relación entre sus hijos y los tuyos. Para los niños, el idioma se hace mucho más atractivo si les da la oportunidad de hacer nuevos amigos.

12- Comparte con tus hijos tu cultura

Hazles escuchar tu música latina favorita con letra en español, los dichos y refranes de tu tierra, muéstrale las cartas y correos electrónicos en español de tu familia y amigos, y tu libreta de recetas familiares. Le comunicarás a tus hijos mucho más que un idioma: el amor por tu cultura y tus orígenes.


DESAFÍOS Y SOLUCIONES:

-LOS NIÑOS NO QUIEREN HABLAR EN ESPAÑOL PORQUE SUS AMIGOS NO LO HACEN

La influencia de los pares juega un papel vital en hablar o no otro idioma en la niñez. Es muy normal que los niños hablen español sin problemas en casa pero no quieran hacerlo más cuando descubren que sus compañeros no lo hacen. El hecho de que las tareas y deberes del colegio sean en inglés también puede perjudicar sus habilidades para hablar español, puesto que pasan mucho más tiempo hablando inglés.

La solución: mantén el contacto de tus hijos con su familia de habla española por Skype, Facetime o cualquier otra tecnología disponible si es que están a mucha distancia. Organiza reuniones con amigos que hablen español. Apúntalos a clases de español, viaja con ellos a países de habla hispana para que se den cuenta de las ventajas de hablar español.

-MEZCLAN LOS IDIOMAS CUANDO APRENDEN A HABLAR

Cuando tu pequeño aprende a hablar puede que españolice palabras inglesas y viceversa. También es posible que mezcle ambos idiomas en una misma frase. Ese será el momento en que recibas todas las críticas de los que hablan una sola lengua: que va a tener un retraso en el habla, que estará confundido…

La solución: mantente firme y no prestes atención a aquellos que te dicen que esperes a que el otro idioma. Haz tu mejor esfuerzo para hablarle solo en un idioma a la vez.

¡Verás como el pequeño termina entendiendo y lográndolo!

-TUS HIJOS MANEJAN MEJOR UNA LENGUA QUE LA OTRA

No es poco común que tus hijos se sientan más cómodos en el idioma mayoritario y tengan una pronunciación inadecuada o un acento al hablar.

La solución: Sé paciente pero pertinaz. Haz lo que puedas para que los niños lean, escriban, hablen y canten en español. Hazles escribir cartas o emails en español a la familia de tu país de origen. Mira películas y series en español en la tele. Dales una recompensa si hacen sus tareas de español.