Quantcast

La Prueba del VIH es para todos


Dra. Aliza Lifshitz / La Alianza Hispana | 7/7/2016, 1:52 p.m.
La Prueba del VIH es para todos

Parece increíble que han pasado cerca de 30 años desde que vi a mi primer paciente con SIDA, en aquel entonces no había mucha esperanza. Fue una epidemia que cambió al mundo. Sin duda ha habido muchos avances, entre ellos la prueba del VIH que es el primer paso para salvar vidas.

La Organización Mundial de la Salud estima que desde que se inició la epidemia de VIH/SIDA hasta el 2014 (en que se tienen los datos), alrededor de 71 millones de personas se habían infectado con el virus. De ellos 34 millones habían fallecido de VIH. Alrededor de 36.9 millones de personas estaban viviendo con el VIH a fines del 2014 en todo el mundo (aproximadamente 0.8% de los adultos de entre 15 y 49 años) aunque variaba mucho por país y aún en los países en diferentes lugares.


De acuerdo a los Centros para El Control y la Prevención de Enfermedades o CDC, se estima que, a fines del 2012, 1.2 millones de personas de 13 años y mayores en los Estados Unidos, vivían con el VIH, incluyendo a 156,300 personas (12.8%) que estaban infectadas y que no lo sabían porque no se habían diagnosticado.

¿Deberías hacerte la prueba del VIH?

En realidad, de acuerdo al U.S. Preventive Services Task Force, la prueba del VIH debería ser parte de un examen médico regular entre los 15 y los 65 años. Aunque los adolescentes más jóvenes y los adultos después de los 65 que estén en mayor riesgo también deberían hacerse la prueba del VIH. Además, deberías hacerte la prueba si:

-Has tenido una enfermedad de transmisión sexual.

-Has tenido relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) con hombres que han tenido relaciones sin protección.

-Has tenido relaciones sexuales sin protección con alguien que ha usado drogas o con alguien que no conocías.

-Has tenido varias parejas sexuales.

-Has compartido agujas o jeringas (no importa si es para inyectarte drogas, esteroides u otras sustancias o para tatuajes).

-Estás embarazada (ya que si sabes que estás infectada podrías tomar medicinas que protejan a tu bebé).

La prueba también se recomienda en el recién nacido de una mujer embarazada en quien se desconoce si es VIH positivo o no y en los casos de violación. En Estados Unidos siempre se hace en los casos de donación de órganos y sangre.

Buenas razones para hacerte la prueba del VIH:

-Si estás infectado(a), puedes iniciar un tratamiento que te ayude a extender tu longevidad y a disminuir las posibilidades de infectar a otros.

-Si la prueba es negativa, puedes aprender cómo mantenerte sano.

Te puedes hacer la prueba con tu médico, en una clínica o en uno de los departamentos de salud de tu área. Lo importante es que te la hagas. El hecho de que haya estado negativa en el pasado o de que te sientas bien no significa que no te puedas haber infectado, especialmente si estás en un grupo de riesgo. En este caso, los CDC recomiendan chequearse mínimo cada año, pero considera que los chequeos cada 3 a 6 meses podrían ser benéficos.

Lo más importante de acuerdo al estudio START publicado en 2015 acerca del diagnóstico y el tratamiento del VIH, es que la prueba no sólo te proporciona mayor posibilidad de que tengas una esperanza de vida normal, también reduce tu riesgo de enfermedad a más de la mitad. Por todo esto ¡vale la pena que te hagas la prueba del VIH! 

Para más información de la prueba del VIH visita www.laredhispana.org/detengamosvih.

Para escuchar los podcasts de la Dra Aliza visita: www.laredhispana.org/vidaysalud.

Also of interest