0

El candidato latino demócrata que quiere ser Presidente de los EE.UU.

Entrevistamos a Roque De La Fuente quien está en las papeletas de la primaria demócrata en Mass.
Roque De La Fuente en el downtown de San Antonio, Texas

Roque De La Fuente en el downtown de San Antonio, Texas

Cuando hablamos de las elecciones primarias (Que en Massachusetts se celebran el 1 de marzo –Super Tuesday), quizás no nos viene a la mente que además de los candidatos más populares de cada partido, hay otros candidatos que están participando en la contienda pero de los cuáles casi no se escucha.

¿Sabía usted que en la papeleta demócrata hay un candidato de origen latino participando en las primarias? Se trata de Roque "Rocky" de la Fuente, un empresario mexicano-americano de San Diego, que ha tenido negocios de automóviles, bancos, casas de cambio y gigantescas propiedades inmobiliarias. De la Fuente se ve a sí mismo como una “alternativa lógica” a los demócratas que compiten a su lado.

Tuvimos la oportunidad de conversar con este candidato que cuestiona el actual sistema electoral y el rol que juegan los partidos en el proceso. Conozca más sobre lo que opina De La Fuente sobre las elecciones de 2016 y por qué él considera que su partido no le ha dado el mismo trato que a los candidatos de alto perfil.

EP - ¿Por qué en la cobertura de la contienda por la nominación presidencial Demócrata los votantes de Massachusetts escuchamos mucho sobre Clinton y Sanders pero no mucho acerca de usted?

RDLF - Odio decir esto, pero el liderazgo del Comité Demócrata Nacional quiso una coronación en lugar de unas primarias en 2016. Debbie Wasserman Schultz fue la Chair de la campaña de Hillary Clinton en 2008 y ella parece pensar que aún tiene ese trabajo. A Bernie Sanders solamente le prestaron algo de atención porque nadie pensó que él podría ser un desafío para Hillary. El hecho de que él la desafiara dice mucho sobre cuán buena candidata es ella.

Yo he contactado al DNC y a Debbie Wasserman Schultz en numerosas ocasiones por teléfono, email y otros medios sin recibir al menos una respuesta por cortesía. Cuando finalmente pude contactarla en New Hampshire, justo antes de que ella subiera al escenario para un debate, ella dijo que ella no podía hacer nada por mí porque ella tenía que permanecer neutral. La verdad es que yo no estaba pidiendo que haga algo por mí excepto tratarme con el mismo respeto que ella ha extendido a Hillary, Bernie y Martin O’Malley antes de que él se retirara. El DNC ha estado promocionando a esos tres (candidatos) en toda su publicidad y los ha incluido en las encuestas que deciden quienes participan en los debates. Recordemos que yo ya había calificado en más papeletas (ballots) estatales que O’Malley antes del fin de diciembre, y eso incluye el crítico estado “swing” Ohio en el cual yo califiqué mientras que O’Malley no.

Entonces, ¿por qué el DNC no ha apoyado a su único candidato legítimo perteneciente a una minoría? La única razón lógica que puedo suponer es que mi candidatura amenaza el voto minoritario que Hillary Clinton necesita para ganar la nominación. Ni Sanders ni O’Malley presentaban el tipo de amenaza que yo represento con respecto al voto. Es bastante obvio que yo no tengo que pretender entender temas que afectan a las minorías porque yo soy minoría.

Si el DNC me reconociera en este momento, podrían llevarse votos de Hillary, y el Partido no quiere que eso pase. Por eso es que ustedes nunca escucharán a Debbie Wasserman Schultz o a ningún otro operativo del DNC mencionar mi nombre.

EP – En su blog de campaña del 19 de enero (titulado: It’s time for the “Party of Inclusion” to include Roque), usted se pregunta: “En donde está el espíritu de “inclusion” cuando el DNC está excluyendo candidatos nuevos prometedores como Roque De La Fuente?” ¿Podría comentar sobre esto?

RDLF - Yo solo puedo suponer que el liderazgo del DNC ya había decidido que era el turno de Hillary en 2016. Y pienso que el Partido creyó que ella podía ganar fácilmente la nominación a la Presidencia.

Entonces pasó algo interesante. El Partido le dio a la gente una opción. Ellos ofrecieron a los votantes un candidato socialista que había participado en caucuses con los demócratas pero que no había corrido como un demócrata. Eso probablemente se veía como una apuesta segura.

Desafortunadamente para el partido la apuesta no pagó. Bernie Sanders es sincero en sus creencias, aspecto en el que él y yo nos parecemos. Yo creo tener un mejor entendimiento de la economía y otros temas, pero ambos somos auténticos y un poco no tradicionales. Hillary, por otro lado, ha obtenido puntaje bajo en las encuestas con respecto a honestidad y confianza. Aparentemente, un número suficiente de votantes están preocupados de que la contienda esté poniéndose más reñida que lo que el DNC había anticipado.

Ahora, traten de imaginarse lo que hubiera pasado si el DNC le daba la misma atención y tiempo a un candidato minoritario como ellos lo hicieron en 2008. Yo soy un “forastero” (outsider) en un año de forasteros. Yo me conecto rápidamente porque en realidad me gusta la gente. No necesito ser tratado como si fuera un político privilegiado. Solo necesito ser tratado con igualdad. Es una realidad que la quiere el pueblo americano: ser tratados igual y no como algo menos que la élite política.

EP - ¿Qué está mal con el actual sistema electoral?

RDLF - La respuesta fácil es dinero. El costo de correr por una posición [de elección pública] se disparó en 2008. Cuesta $1.7 millones lograr un asiento en la Cámara, $10.5 millones ganar un asiento en el Senado y entre $1 y $2 billones ser electo Presidente. Eso es una tragedia.

Entonces, consideren cómo los partidos manipulan las primarias, que son el único camino hacia la elección general. Muchos estados permiten a los partidos dar acceso automático a las papeletas (ballots) a los candidatos de alto perfil que son políticamente privilegiados. Entonces, ellos prohíben acceso a las papeletas (ballots) a candidatos como yo.

Los partidos estatales no tienen que darle una razón. Solamente niegan acceso a las papeletas… caso cerrado y no hay nada que usted pueda hacer al respecto.

En algunos estados, usted puede tratar de calificar por peticiones firmadas. Esto es casi ridículo porque cada estado tiene reglas diferentes y las barreras para recolectar firmas es tan alta que nadie ha intentado calificar de esta manera… hasta que yo exitosamente lo logré en esta contienda. Muchos estados ni siquiera saben cómo procesar estas peticiones ya que nadie ha producido el número de firmas requeridas. ¿Qué nos dice eso sobre la imparcialidad del proceso?

Usted preguntó, “¿Qué está mal con el actual sistema electoral?” La respuesta verdadera es que la gente ha renunciado a la responsabilidad del proceso para que los partidos la asuman, y los partidos han sacado mucho provecho de eso. Ellos ahora dictan qué candidato es al que usted debe escuchar, cuáles candidatos son incluidos en las encuestas, cuáles candidatos van a un debate, y por último, cuáles candidatos usted va a poder darles su voto. Eso es lo que está mal con el sistema electoral.

El Planeta – Señor De La Fuente, usted se presenta como un candidato con una perspectiva práctica, ¿podría explicarnos por qué ese so una ventaja sobre los otros candidatos?

Roque De La Fuente - Como muchos conocen, yo he tenido bastante éxito en los negocios. También he experimentado el impacto de muchas reglas y regulaciones que nuestro gobierno impone a los individuos y negocios. Como resultado de eso tengo una perspectiva diferente sobre el impacto de la intervención del gobierno que la que tienen personas como Hillary Clinton y Bernie Sanders, quien solo tienen experiencia viviendo en una burbuja política por los últimos 30 o 40 años.

Los políticos ven al mundo desde una perspectiva estrecha. Ellos buscan soluciones políticas en lugar de buscar soluciones prácticas.

Ahora, ¿Qué quiero decir con eso? Quiero decir que ellos pasan por alto soluciones que podrían ser más efectivas porque esas soluciones no tienen ningún valor político. Los políticos construirán un puente que no conducirá a ningún lado para poder traer fondos federales a sus estados o distritos. Nadie necesita ese puente, pero hace que el político luzca como si él o ella están haciendo algo bueno.

Podemos considerar ese ejemplo como un terrible gasto de dinero. No tiene un propósito práctico.

A los políticos también les gusta castigar individuos y negocios por no acoplarse a alguna meta ideológica que quizás ni siquiera sea práctica. Ellos imponen multas, cargos y penalidades fiscales por no-cumplimiento. Siempre he encontrado más motivador ofrecer algo positivo por un desempeño superior. Si hay una meta que quiere alcanzar, ofrezca un bono a la primera persona o negocio que lo logre. No castigue a personas o negocios por no poder resolver una meta subjetiva impuesta por un comité.

Pienso que traer este tipo de perspectiva fresca a Washington D.C. podría ayudarnos a superar muchos de los retos que enfrentamos.

EP - ¿Piensa que su participación en las elecciones de 2016 ayudará a que activistas comunitarios participen de futuras papeletas y caucuses?

RDLF - Yo espero que sí. He invertido una enorme cantidad de tiempo y dinero tratando de darle a la gente una alternativa. Hubiera sido fácil renunciar hace mucho tiempo, pero yo no renuncio.

Es interesante que utilice el término “activistas comunitarios” (grassroots activists). Hace unas semanas, Jake Tapper entrevistó a Debbie Wasserman Schultz en CNN. Ellos discutían cómo Hillary Clinton podría perder las primarias de New Hampshire por 22 por ciento y aún obtener tantos delegados como Bernie Sanders, lo que se debe a los Superdelegados que ella ya tenía antes de que se emitan votos. Jake le preguntó a ella si la elección estaba arreglada. Para mi sorpresa, ella básicamente dijo “si” y tuvo la audacia de decir que era para que los líderes del partido y oficiales elector no tuvieran que correr enfrentando “grassroots activists”.

EP - ¿Por qué los votantes latinos de Massachusetts deberían considerar votar por Roque De La Fuente en las primarias?

RDLF - Los votantes latinos deberían considerar votar por mí porque yo entiendo exactamente qué tipo de desafíos únicos enfrentan ellos porque yo también los enfrenté. Yo he tenido que trabajar más duro que muchos para conseguir el éxito porque siempre había alguien que ponía un obstáculo en mi camino o que no pensaba que yo podría hacer algo porque yo era hispano. Esos desafíos solo me han hecho intentar más.

Pienso que so un modelo muy bueno para la comunidad latina. Nunca he dejado que los obstáculos me paren; incluso aquellos que ellos han puesto en mi camino en estas elecciones.

Cuando Hillary y Bernie tratan de entender qué es lo que se siente vivir como latino o como otro tipo de minoría, ellos no pueden entenderlo en su totalidad. ¿Cuántos de nosotros nos hemos trasladado en limosinas con choferes pagadas por los contribuyentes por los últimos 20 años? ¿Cuántos hemos viajado por el mundo con el dinero de los contribuyentes? ¿Cuántos hemos disfrutado los privilegios que se le da a quienes sirven en oficinas federales en un alto nivel?

Cuando su vida es marcada por ese tipo de experiencias, es difícil entender la realidad de que la gente común vive día a día. Yo no he estado viviendo en un capullo político. Yo puedo traer autenticidad y una dosis de realidad a la presidencia y pienso que eso servirá mejor los intereses de todos los americanos, no solamente los latinos.

EP - ¿Cuáles son los próximos pasos para su campaña después del Super Tuesday?

RDLF - Después de Super Tuesday lucharé en las primarias de Kansas, Nebraska y Lousiana. Luego, Maine, Mississippi y todos los estados y territorios que siguen. No nos olvidemos del Distrito de Columbia.

EP - ¿Cuál sería su mensaje para los votantes latinos?

RDLF - Que no dejen que nadie los subestime y que no dejen que nadie de por hecho que tendrá su voto. Regístrense para votar si aún no lo han hecho.

Conviértase en una persona informada. No vote por alguien solamente porque un partido le dice que debe hacerlo, o lo convence de que usted no tiene otra opción. Si usted solo hace lo que le dicen, está básicamente dándole a alguien más su voto. Debe respetarse y no hacer eso.