Quantcast

En el cuarto aniversario de DACA, un recordatorio de lo que está en juego en la elección de 2016


Los candidatos republicanos se oponen completamente a DACA, DAPA y cualquier acción ejecutiva

Frank Sharry | America’s Voice | @FrankSharry y @AmericasVoice | 8/18/2016, 2:37 p.m.
En el cuarto aniversario de DACA, un recordatorio de lo que está en juego en la elección de 2016

El lunes 15 de agosto se cumplió el cuarto aniversario de la implementación de la Acción Diferida para Quienes Llegaron en la Infancia (DACA), y aunque este programa cambió las vidas de 700,000 jóvenes inmigrantes, los resultados de las elecciones de este año podrían determinar el destino de esta y otras acciones ejecutivas. Mientras el candidato presidencial Donald Trump ha prometido terminar DACA desde el primer día, sus correligionarios republicanos en contiendas menores también se han alineado en oposición a esa política.

Como explica Juan Escalanate, beneficiario de DACA, “estas son las batallas que actualmente los inmigrantes indocumentados enfrentan cuatro años después de la implementación de DACA. Hay mucho en riesgo y nosotros simplemente no podemos permitir que los republicanos deshagan todo lo que hemos avanzado en inmigración”.

Aunque la agenda antiinmigrante de Trump es clara e imposible de olvidar, con sus promesas de perseguir a 11 millones de inmigrantes; prohibir a todos los musulmanes el ingreso a Estados Unidos; revocar la ciudadanía por nacimiento a 4.5 millones de “bebés ancla”; eliminar las protecciones a 700,000 Dreamers desde su primer día como presidente; perseguir a refugiados sirios que ya están reubicados; entre otras cosas, es vital que los votantes recuerden en noviembre las posiciones antiinmigrantes de los candidatos en contiendas menores.

Los senadores Richard Burr, Marco Rubio y Rob Portman votaron múltiples veces para terminar el programa DACA. Todos ellos se oponen a DAPA, que ofrece un modesto paso para proteger de la deportación a los padres de los niños ciudadanos estadounidenses. Durante su fallida campaña presidencial, Rubio afirmó que terminaría DACA si resultaba electo. Burr y Portman también votaron en contra del proyecto de ley de reforma migratoria del Senado aprobado por un margen bipartidista de 68-32.

El representante Mike Coffman votó en contra del DREAM Act y para quitarle fondos a DACA. Se opone a DAPA y apoyó que la Cámara Baja presentara un amicus brief contra las acciones ejecutivas inmigratorias del gobierno de Obama. Coffman también apoyó la enmienda Aderholt en 2015, que habría impedido que el presidente extendiera DACA a otros que llegaron a este país a una muy corta edad.

El representante Joe Heck se opuso al DREAM Act de 2010 y al proyecto bipartidista de reforma migratoria integral de 2013 del “Grupo de los Ocho”. Votó en multiples ocasiones para quitarle fondos a DACA y se opone a DACA+ y DAPA. Heck también apoyó la enmienda Aderholt en 2015, que habría impedido que el presidente extendiera DACA.

De acuerdo con Lynn Tramonte, subdirectora de America’s Voice, “DACA ha cambiado vidas y fue un paso importante logrado mediante el activismo y el liderazgo de los DREAMers. Es una política que funciona y que debería extenderse. Sin embargo, durante los últimos años, los republicanos han votado en repetidas ocasiones para eliminar DACA y someter a deportación a residentes que han estado en el país durante mucho tiempo. Estos políticos están expandiendo por doquier la agenda antiinmigrante de Trump y dando prioridad a su partido por encima del país, una posición que no podemos dejar que prevalezca en noviembre”.

Also of interest