0

Cómo limpiar las zapatillas blancas

Si tus zapatillas deportivas lucen amarillentas por el tiempo y la exposición al sol, aquí descubrirás tres métodos o trucos caseros para blanquear la lona o tela.

Con sal gruesa

Con un cepillo o escobilla seca, saca toda la suciedad por dentro y fuera, y si puedes saca las plantillas, frótalas con jabón y escobíllalas. Sin enjuagar, añade sal gruesa o de cocina en el interior y exterior de la zapatilla y déjalas así por una hora. Lávalas utilizando agua fría y enjuágalas bien, ya que los restos del jabón hacen que la tela se quede amarilla si las pones al sol. Seca en la sombra.

Leche y sal

Disuelve leche con sal y vierte la mezcla en un balde. Remoja las zapatillas de lona blanca en la mezcla unas 3 horas. Enjuaga las zapatillas con agua y jabón.

Bicarbonato

Mezcla bicarbonato de sodio con vinagre y friega la zapatilla blanca. Usa un cepillo para limpiar las partes de goma.

NOTA: Si se trata de una zapatilla blanca de cuero, lo mejor es limpiarla con un paño o cepillo de dientes impregnado en bencina.

TIP: Para evitar que los tenis blancos de tela se ensucien rápidamente, es bueno rociarles almidón.