Quantcast

¿Cree que su hijo no podrá ir a la universidad? Con este programa puede informarse y ahorrar


Para muchas familias de bajos ingresos, ir a la universidad es solo un sueño. Pero con el programa FUEL, es posible informarse e incluso recibir beneficios por ahorrar

Tibisay Zea | 6/10/2015, 6:39 p.m.
¿Cree que su hijo no podrá ir a la universidad? Con este programa puede informarse y ahorrar
Luis Lazo, recién graduado de Chelsea High School, ya está inscrito en Wheaton College para estudiar psicología, y él y sus padres se beneficiaron del programa FUEL en Chelsea. |

Asistir a la universidad es un proceso complejo en Estados Unidos. No sólo es costoso, sino también implica buscar la escuela adecuada, llenar formularios, solicitar ayuda financiera y localizar préstamos y becas que no siempre son de fácil acceso. Por esto, muchas familias, especialmente de inmigrantes de bajos ingresos, pueden sentirse abrumados y simplemente desisten de la idea.

Sin embargo, hay un programa local que ofrece asistencia financiera e información muy valiosa sobre cómo orientar a sus hijos en el camino a al universidad, y además estimula el ahorro familiar a través de bonos iguales al 100% del porcentaje ahorrado. Se trata de FUEL Education, que ayuda a estudiantes en Boston, Chelsea, Lynn y Salem.

Este programa implica mucho más que solo ahorrar: también ofrece información esencial para navegar en el sistema educativo en Estados Unidos. A través de una serie de talleres mensuales, el programa, que está asociado con escuelas y organizaciones comunitarias en las ciudades donde opera, se centra en ayudar a toda la familia, no sólo al estudiante.

Amartya Zarate, facilitadora de FUEL, explicó que la organización enseña a los padres todo lo que necesitan saber para apoyar a sus estudiantes, y además duplican los ahorros que los padres han hecho mientras están en el programa a un 100%.

“Les ayudamos a abrir una cuenta de ahorros para el college. La cuenta puede estar a nombre de los padres o si prefieren se la podemos abrir nosotros a través de la fundación, y ponemos como beneficiario al estudiante. Podemos duplicar la cantidad que ahorren los padres, y puede empezar a ahorra desde que el hijo está en el kindergarden”, explica Zarate.

“Con nuestro programa si una familia ahorra $1500 dólares nosotros vamos a poner el mismo monto en su cuenta, y entonces van a tener $3000 dólares”, explica a manera de ejemplo el fundador de FUEL, Robert Hildreth.

Para la organización sin fines de lucro, la educación avanzada es alcanzable para todos sin importar el nivel de ingreso mientras exista dedicación y compromiso de las familias participantes. Es por esto que FUEL se encarga de motivar y ayudar a los padres a ahorrar para que los jóvenes vayan a la universidad al graduarse del colegio. FUEL ayuda a crear en las familias una cultura de ahorro que en muchos casos se carece.

Antes de unirse a FUEL, solo 13% de las familias aseguraban que tenían ahorros para la universidad. Sin embargo, el 100% de ellas lograron guardar dinero para este propósito después de que se inscribieron en el programa. Hasta el momento, FUEL ha impactado positivamente a más de 1000 estudiantes cuyas familias han logrado ahorrar, juntas, un total de $700 mil dólares. Adicionalmente, la organización ha logrado recolectar más de un millón de dólares de personas que apoyan la causa y que han elegido ayudar a quienes más lo necesitan.

Para muchos padres ahorrar dinero representa un sacrificio importante, pero es algo que vale la pena. “No hay mejor inversión que la educación y no hay mejor herencia que se le puede dejar a los hijos”, concluye Robert Hildreth.

Para consultar los criterios de elegibilidad y otros detalles del programa, visita www.fueleducation.org.

También puedes escribir a e.spain@fueleducation.org o llamar al 617-4230331.

Also of interest