0

Smartphones en ambientes a bajo cero: ¿puede tu móvil aguantar tanto frío?

Las temperaturas extremas modifican el comportamiento de los teléfonos inteligentes, ¿cuál soporta mejor la caída del mercurio?

La ola de frío que ha pasado por Boston durante los últimos días ha afectado a personas, animales, edificios y carreteras e incluso hasta nuestros móviles, ya que algunos fabricantes no implementan componentes en sus smartphones capaces de soportar temperaturas de frío extremas, en cambio, otros resisten hasta veinte grados cenígrados bajo cero.

Según Apple, sus iPhones sólo pueden usarse en ambientes de cero a 35 grados centígrados de temperatura. Es decir, un iPhone no aguantaría las condiciones del clima invernal que estamos viviendo ahora en Boston si se deja al aire libre. De hecho, los teléfonos se apagan solos automáticamente cuando hay mucho frío.

Si el dispositivo llega a estropearse por exceso de frío, Apple no se hará responsable porque la garantía no cubre esa posibilidad.

Por su parte, ni HTC, ni Nokia han aclarado cuáles son límites de temperatura para el buen funcionamiento de sus dispositivos, ni en la garantía de sus productos, ni en sus respectivas webs. La compañía Samsung sí que lo aclara y garantiza que sus teléfonos funcionan entre menos veinte y cincuenta grados.

La edición de PC World finlandesa decidió poner a prueba varios smartphones para comprobar su resistencia al frío, y para ello utilizaron más de quince dispositivos de los más vendidos, los metieron en una ‘sala del tiempo’ del Centro de Investigación Técnica de Finlandia y fueron bajando progresivamente la temperatura. El termómetro inicial marcaba los cero grados centígrados, y a partir de ahí fueron bajando el mercurio en escalas de cinco en cinco grados hasta que el último de los dispositivos dejo de funcionar.

El primero en ‘caer al hielo’ fue el iPhone 4S, con cero grados centígrados seguía funcionando, pero la llegar a los menos cinco grados tanto el móvil de Apple como el Nokia N9 empezaron a mostrar síntomas de error en sus tarjetas de sim y en la batería.

Al desplomar el termómetro hasta los menos diez grados el iPhone 4S se apagó. No obstante, todos los smartphones con pantalla LCD experimentan dificultades, sin embargo, las pantallas AMOLED aguantan mucho mejor el frío a partir de menos diez. Además de a las pantallas, las bajas temperaturas también afectan los dispositivos de conexión.

La mayor capacidad de resistencia registrada llegó hasta los menos veinte grados, cuando el uso real de todos lo smartphones probados se vienen abajo, y en menos 25 grados todos los dispositivos resultan totalmente inútiles. Contra todo pronóstico, los dispositivos de la compañía surcoreana Samsung son los que mejor sobrellevan el frío. Ya que sólo un smartphone continuó funcionando cuando el mercurio marcó los treinta bajo cero, y fue uno de Samsung, y ese es el Galaxy S II, cuya vida útil se prolonga hasta los treinta y cinco bajo cero, y hasta entonces no muestra un solo signo de debilidad, ni de ralentización en su pantalla. Por lo que el último límite está en los cuarenta grados bajo cero, donde absolutamente todos los dispositivos probados mueren.

Sorprendentemente de los teléfonos que participaron en el experimento dos sobrepasaron los 35 bajo cero, un Nokia C1-01 y otro Nokia de cinco años de antigüedad, el E65, puede que no están equipados con las mejores pantallas, pero si se trata de aguantar climas gélidos, superan las expectativas con creces.