0

LYNN: No hay que entrar en pánico por la tuberculosis

Un residente de Lynn fue diagnosticado recientemente con tuberculosis en el Lynn Community Health Center. Dado que este hombre pudo estar en contacto con hasta 1000 personas, los médicos están examinando y alertando a los pacientes sobre esta enfermedad.

Conversamos con el doctor Scott Early, médico que está a cargo de Lynn Community Health Center, y lo primero que nos dijo fue: "No hay que entrar en pánico". La tuberculosis es una enfermedad perfectamente tratable y prevenible.

Aseguró que el personal del centro de salud fue informado acerca del caso de tuberculosis a principios de este mes, y que han enviado cartas a todos y cada uno de los pacientes que puedieron haber estado expuestos a la enfermedad “Hemos enviado cartas certificadas a mil pacientes”, indicó Early.

“Definitivamente, se estableció contacto con todo el personal. Y cerca de la mitad de los pacientes han sido examinados", añadió.

Early dijo que no hay una amenaza inmediata a los pacientes que actualmente utilizan el centro de salud, y ha añadido que el lugar está abierto para atenciones médicas, como de costumbre.

“En este momento, no hay peligro de estar expuesto a la tuberculosis cuando vengas al centro de salud”, enfatizó.

"La mayoría de los pacientes no desarrollan síntomas de una vez. Muchos tienen la enfermedad en estado latente. Pero si alguna persona que pudo haber estadoe xpuesta a la enfermedad presenta tos o fiebre, debe dirigirse a un centro de salud para ser evaulado".

Los médicos de Lynn dijeron que cualquiera que haya recibido una carta tiene que hacerse la prueba, agregando que puede tomar hasta seis meses para que comiencen a aparecer los síntomas de la tuberculosis. Mientras más temprano se detecta la enfermedad, añadió Early, más fácil será su tratamiento.

¿Qué es la tuberculosis, cómo se transmite y cómo se trata?

La tuberculosis es una enfermedad causada por Mycobacterium tuberculosis, una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones. Es curable y prevenible.

Se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.

Se calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente; es decir, esas personas están infectadas por el bacilo pero (aún) no han enfermado ni pueden transmitir la infección.

Las personas infectadas con el bacilo tuberculoso tienen a lo largo de la vida un riesgo de enfermar de tuberculosis de un 10%. Sin embargo, este riesgo es mucho mayor para las personas cuyo sistema inmunitario está dañado, como ocurre en casos de infección por el VIH, malnutrición o diabetes, o en quienes consumen tabaco.

Cuando la forma activa de la enfermedad se presenta, los síntomas (tos, fiebre, sudores nocturnos, pérdida de peso, etcétera) pueden ser leves durante muchos meses. Como resultado de ello, en ocasiones los pacientes tardan en buscar atención médica y transmiten la bacteria a otras personas. A lo largo de un año, un enfermo tuberculoso puede infectar a unas 10 a 15 personas por contacto estrecho. Si no reciben el tratamiento adecuado, hasta dos terceras partes de los enfermos tuberculosos mueren.