Quantcast

Maquillaje paso a paso para un look natural.


Laura Carbonell | 10/23/2014, 9 a.m.
Maquillaje paso a paso para un look natural.
Empieza con una cara limpia. Usa un producto suave que no te reseque. |

El maquillaje natural, siendo el más neutral, va con cualquier modelo que lleves. Lo más importante es destacar tus facciones y que no parezca que vas muy maquillada. Los tonos deben ser tierra o suaves marrones y beige.

Sigue estos pasos en este orden y lucirás un look natural.

  1. Empieza con una cara limpia. Usa un producto suave que no te reseque. Como el limpiador de Cerave que, a su vez, es hidratante. Sécate la cara con una toalla dando suaves toques sin tirar de la piel.
  2. Crema hidratante. Hidrata tu piel usando un producto adecuado acorde con el tipo de piel que tengas. Dependiendo de tu piel, usa un gel para piel grasa, fluido para piel mixta o crema para piel seca. Pero ten encuenta que también vas a usar una base de maquillaje que, o bien matizará tu piel o la hidratará. Por lo tanto, no es buena idea usar una crema hidratante demasiado densa. Una opción intermedia es la de Clinique Smart Custom Repair Serum. Aplícate la crema con las yemas de los dedos y no abuses.
  3. Base de maquillaje. Solo es necesario que uses unas gotas porque dan para mucho pues se extienden muy bien. Estas bases perfeccionan la piel alisando el terreno para un acabado de maquillaje más uniforme. También evitan los brillos que puedan surgir a lo largo del día.
  4. Corrector. Selecciona un corrector de un tono más claro que el de tu piel. Es importante que te lo apliques con los dedos pues es más preciso y además no te pasarás con el producto. Aplícatelo en las ojeras o en la imperfección que quieras disimular. Un buen corrector es el Secret Concealer de Laura Mercier.
  5. Maquillaje. Elige un maquillaje de cobertura media que sea lo mas parecido al color de tu piel. Mi favorito es el fluido de maquillaje de HD Foundation, Invisible cover de Make Up Forever. Es ligero pero ofrece la cobertura perfecta para un acabado natural. Ponte el maquillaje en los dedos, frotando con las dos manos para que el fluido se caliente y sea más fácil de aplicar. Suavemente, aplícate el producto con los dedos, cubriendo todo el rostro al igual que te aplicarías una crema.
  6. Polvos sueltos traslucidos. Aplícate con una brocha gruesa y suave los polvos sueltos en las zonas donde más brillos te suelan salir durante el día, como en la frente y la nariz. Los polvos sueltos de Bobbi Brown son una buena elección.
  7. Sombras. Elige unas sombras de colores neutrales y naturales en tonos tierra o marrón como las de Bobbi Brown; Smokey Nudes Palette. En el párpado inferior aplícate la sombra más oscura con cuidado de que no llegue al lagrimal, solo a la mitad del párpado. Usa un color mas claro en el párpado, cerca del lagrimal y uno aun más claro en la zona superior hasta la ceja.
  8. Delineador. Usa un delineador fino, ya sea un lápiz o en polvo como el Tightline eye liner de Laura Mercier. Sea cual sea la opción que selecciones, intenta que la línea sea más fina en la zona del parpado del lagrimal y mas gruesa al final del ojo. Si usas un gel o polvos para delinear los ojos, elige un cepillo fino que suele ser inclinado.
  9. Máscara. El toque final de los ojos es un buen rímel. Elige uno o negro o marrón que defina naturalmente tus pestañas y las alargue. Si quieres que sean más gruesas, espera hasta haberte maquillado del todo para aplicarte una segunda capa. Sumptuous Infinite Mascara de Esteēe Lauder deja las pestañas muy definidas.
  10. Polvos bronceadores. Aplícate polvos bronceadores de un tono que no choque. Quieres que parezca que el sol te ha dado suavemente. Aplícate los polvos con un cepillo de grosor mediano en la parte inferior de los pómulos, en la nariz, las sienes y en ambos lados de la frente. A mí me gusta Bronzing Powder by Bobbi Brown o Shimmer Block De Laura Mercier. Los primeros vienen en tonos muy naturales y más mate. Los segundos son mas satinados pero dan un toque de luz.
  11. Colorete. Primero selecciona un colorete que se asemeje a tu rubor natural. Aplícate el colorete con una brocha en los pómulos de forma circular. Es preferible elegir polvos muy suaves para no pasarte y poder ir aplicándote más, poco a poco, hasta que consigas el rubor que te gusta. Second Skin de Laura Mercier son polvos suaves y compactos.
  12. Labial. El toque final es el lápiz de labios. Elige uno cremoso, ligero, natural y que vaya con el tono del colorete que hayas elegido. Me gustan los de gel suaves y cremosos porque dan un color sutil y, a la vez, brillo. Un look natural no casa con labiales fuertes y mate. Gel Lipcolor de Laura Marcier es muy ligero y el toque de color es perfecto.

Si quieres retocarte durante el día, lleva polvos sueltos en el bolso y no te olvides de la barra de labios.

Also of interest