0

RECETA DE LA SEMANA: Papas rellenas

La papa rellena es un plato tradicional de las gastronomías chilena y peruana. Sin embargo, se ha extendido a toda Latinoamérica.

El plato consiste en una masa de papa cocida, que envuelve un relleno elaborado con carne, cebollas, aceitunas y huevos duros, todos estos picados. Una vez armada la masa con el relleno, se lleva a freír hasta que dore. Otras variaciones reemplazan la carne picada por otros ingredientes, como queso.

La ventaja principal de este plato es que, además de ser muy sabroso, constituye una comida completa con carbohidratos y proteínas, que se puede preparar fácilmente y es económico.

Recomendamos servir estas papas junto a una salsa de ají, tomates rojos, cebolla y cilantro con algunas especias.

Tiempo de preparación: 10 minutos

10 porciones

Ingredientes:

5 papas grandes

1 lb de carne molida

2 tomates maduros pelados y en cubos

1 diente de ajo picado finamente

1 huevo cocido

1/2 taza de arroz blanco cocido

1/2 cucharadita de comino

Sal al gusto

1 taza de aceite

1 huevo

1/2 taza de leche

1/2 taza de harina de trigo

Instrucciones

  • Lava las papas, pélalas, córtalas en cubos y llévalas al fuego con agua que las cubra, hasta que estén cocidas. Agrega sal a la cocción.

  • Retira el agua de la olla y machaca las papas hasta hacerlas puré. Resérvalas y deja que se enfríen.

  • En una sartén, mezcla la carne molida, los tomates en cubos, el ajo picado, el comino y sal al gusto. Lleva al fuego hasta que la carne se haya cocinado completamente. Agrega el arroz y el huevo cocido picado a la carne. Mezcla muy bien todos los ingredientes.

  • Toma un puñado de puré de papa, dale forma de bolita y con el dedo haz un orificio profundo para incorporar la mezcla de carne, arroz y huevo.

  • Tapa el agujero con un poco más de puré, asegurándote de que quede bien sellado. Repite el procedimiento hasta que se acaben los ingredientes y hayas armado suficientes bolitas.

  • En un recipiente profundo, incorpora el huevo crudo, la harina, la leche y una pizca de sal. Bate muy bien. Introduce las bolitas de papa una por una en la mezcla y luego llévalas a una sartén con aceite caliente. Fríelas hasta que estén doradas completamente.

  • Retíralas del aceite y déjalas escurrir en papel absorbente.

  • Sírvelas inmediatamente.