0

Los acuerdos no escritos…

A lo largo de la vida nos vemos envueltos en múltiples contextos donde tenemos que enfrentarnos a situaciones que son retadoras y difíciles. La confianza será una habilidad clave en el desarrollo de la autoestima de nuestros hijos, aunque muchas veces se convertirá en un camino difícil. Como familia debemos ayudarlos a identificar y conocer sus propios límites.

La educación dirigida en valores marcará la diferencia, poner límites ayudará en su propia autorregulación y comenzarán a conocerse a sí mismos. Los niños empiezan a desarrollar su “sentido del yo” a lo largo de la infancia, por ello los límites bien establecidos brindarán a adultos y niños una base para superar momentos difíciles.

Consejos para ayudar a tus hijos a conocer sus límites y crecer con confianza.

  • Aprender a manejar la frustración y saber dirigir su energía cuando se enojan. Es el talón de Aquiles de muchos padres de familia ya que pueden observarse comportamientos agresivos y disruptivos al no saber dirigir situaciones difíciles y embarazosas. Una manera que ayudará a solventar las frustraciones es ofrecer alternativas de solución, dar opciones a los niños y nunca juzgar ni fomentar los contextos negativos. Hay cosas que no son negociables y destruir o lastimarse no son permisibles y deben comprenderlo. Un “no” puede ser un buen comienzo.
  • Fomentar el diálogo es fundamental. Ayudará a crear un clima respetuoso, favorecerá a tener mayor confianza hacia los demás y hacia sí mismo.
  • Celebrar los logros siempre es positivo festejar los éxitos durante el crecimiento. Esto será un punto clave en el desarrollo y fomentará un clima óptimo de convivencia.
  • Ofrecer la posibilidad de desahogarse. Es importante “enojarse bien” y para poder hacerlo tenemos que aprender a identificar y reconocer nuestras emociones.
  • Reconocer las emociones de uno mismo y la de otros es un punto importante para trabajar en familia. La asertividad en momentos complicados puede ayudar a tener una mejor respuesta. En ocasiones es bueno tomarse unos minutos y esperar a que el enfado disminuya.
  • Pactar normas familiares. Saber estipular cuales son las reglas comunes y hacerlo conjuntamente ayudará a crear rutinas familiares. Es importante si los niños son mayores que ayuden en el desarrollo de las mismas, así será más fácil cumplirlas y su confianza se verá beneficiada ya que estamos ofreciéndoles un rol importante dentro del contexto familiar.

Llegar a acuerdos familiares, establecer normas y límites de manera conjunta ayudará a desarrollar acertadamente la confianza y autoestima de nuestros hijos. Siendo estas herramientas que les ayudarán a desenvolverse fuera del entorno doméstico con las habilidades necesarias para tener éxito. Conociendo sus límites y aportándoles la seguridad y confianza que demandan lograrán que el día a días sea pan comido.

Sígame en Google+