Quantcast

Visitando Cirque du Soleil tras bastidores antes de la premiere de Amaluna en Boston


Compartimos una tarde con los artistas en su carpa de entrenamiento y conocimos a Julián, un talentoso colombiano que actúa en el show

Rafael Ulloa | 5/28/2014, 12:18 p.m.
Visitando Cirque du Soleil tras bastidores antes de la premiere de Amaluna en Boston

A partir de este jueves 29 de mayo y hasta el el 6 de julio, los bostonianos podremos disfrutar del espectáculo Amaluna de Cirque du Soleil, un show que se presentará en la popular carpa azul-amarilla gigante que ya está instalada en el Marine Industrial Park en el waterfront de Boston.

El Planeta fue invitado a recorrer el circo de una manera en la que pocos tienen la oportunidad de hacerlo: tras bastidores. Al llegar al área en donde está armada la carpa de este prestigioso espectáculo, se puede observar mucho movimiento preparando los últimos detalles pocos días antes de que se inicie la primera función.

Camiones entrando y saliendo, personas arreglando detalles dentro de esta miniciudad, el departamento de vestuario planchando y componiendo disfraces y por supuesto los artistas, quienes en una carpa especial tienen áreas para practicar sus números así como un cuarto especial dedicado a la terapia física y un pequeño gimnasio. Quien haya presenciado un espectáculo de Cirque du Soleil se puede dar cuenta que en este circo no hay espacio para quienes estén fuera de forma.

En nuestra visita conocimos a Julián, un acróbata de Pasto, Colombia que lleva tres años con Cirque du Soleil. El colombiano nos contó que aprendió a hacer acrobacias gracias a su papá, pero que después de viajar por el mundo aprendiendo más técnicas de circo, se metió a estudiar para ser cirquero en escuelas en Suiza y Francia. Este acróbata latino forma parte de Amaluna desde que se comenzó a planear el show y piensa que entre los retos de participar en este show itinerante es estar lejos de su familia en Colombia y también está el desafío de comunicarse con los otros miembros de la compañía que hablan diferentes idiomas. Julián participa en un número que involucra una báscula (plancha de madera con un centro de gravedad que permite cambiar el balance entre lado y lado). En este número el tiene la función importante de recibir a las personas que saltan.

El gerente de la compañía Franck Hanselman nos invitó a la carpa principal en donde estaban preparando uno de los números del show. Hanselman un holandés quien habla perfecto español además de otros 4 idiomas, nos comentó que una de sus funciones es conseguir el espacio para que el circo se instale en cada ciudad pues necesitan 20 mil metros para instalar todo. Más de 100 personas dependen de la gestión de Hanselman para sentirse como en casa en cada parada que hace el espectáculo. El gerente de la compañía aprovechó para invitar a todos los bostonianos a ver este show que nos lleva a un mundo mágico usando el lenguaje universal de la acrobacia.

Espere un especial de televisión aquí en elplaneta.com y por MásTV canal 58.1. Más información sobre el show AQUÍ. Vea las fotos de nuestra visita en esta galería de fotos:

Also of interest