Quantcast
0

Qué alimentos debes evitar durante el embarazo

Qué alimentos debes evitar durante el embarazo

Este tema surge siempre no sólo por buscar brindarle lo mejor al bebé sino para también tener un embarazo pleno en todo sentido.

Siempre es importante mantener una dieta balanceada pero durante el embarazo es aún más relevante para asegurar que tanto tu como tu bebé reciban la nutrición necesaria. Hay minerales esenciales y vitaminas que son absolutamente importantes de incorporar durante el embarazo para el desarrollo sano del bebé. En el pasado, en el tiempo de nuestras abuelas, la nutrición durante el embarazo era más orgánica y complete simplemente porque aún no había llegado la revolución de los alimentos procesados, comida basura, y comida de microondas. Aparte de esta guía sobre qué alimentos evitar durante el embarazo recuerda que lo más importante es consumir alimentos frescos, orgánicos, y evitar las comidas procesadas, rápidas, y el azúcar. Cuánto más simple, colorida y natural sea tu dieta, más sabrás que estás comiendo de la manera que más te beneficiará a ti y a tu bebé.

Qué no comer durante el embarazo

Carne cruda: Cuando hablamos de carne hablamos de todo tipo de carne—pescado, mariscos, carnes rojas y blancas. La carne cruda o ligeramente cocida debe ser evitada por los riesgos de bacteria y contaminación que éstas acarrean como salmonella, toxoplasmosis, coliform, para nombrar algunas.

Cortes de carne frías: Estos son las carnes que compras en el supermercado como el jamón, el pavo, pollo, etc. Es archisabido que este tipo de carnes son famosas por estar contaminadas con listeria la cual puede causar aborto involuntario. La listeria tiene la habilidad de atravesar la placenta y afectar la salud del bebé y así contaminarlo también ya sea infectándolo o contaminando su sangre. Si estás embarazada y realmente quieres comer este tipo de carne asegúrate de calentar la carne hasta que esté humeante y caliente para matar la posible existencia de cualquier bacteria.

Pescado con mercurio: Estos pescados hay que evitarlos como hay que evitar la cafeína, el alcohol y el cigarrillo. Estudios científicos han hallado que el mercurio que se consume durante el embarazo está relacionado con atrasos en el desarrollo y daños en el cerebro. Los pescados con alto contenido de mercurio que debes evitar son: el tiburón, pez espada, caballa, azulejo (o blanquillo), el atún fresco y aunque el atún enlatado generalmente tiene un contenido menor de mercurio que el fresco, también es mejor evitarlo aunque hay quienes dicen que está bien comerlo con moderación. Personalmente creo que mejor evitarlo a correr riesgos innecesarios.

Pescados y mariscos ahumados: Estos también pueden estar contaminados con listeria. La única manera que se recomienda consumir estas carnes son tratarlas como los cortes fríos de supermercado—consumiéndolos cocidos y calientes. Y aunque los pescados y mariscos ahumados en lata son más seguros de consumir también es mejor que tomes tus precauciones.

Pescados expuestos a contaminantes industriales: Evita todo pescado que proceda de lagos y ríos locales contaminados (en especial si a alguien de tu familia o conocido le gusta pescar en ríos, corrientes, y lagos locales) que puedan haber estado expuestos a altos niveles de bifenilo policlorado. Entre estos pescados se incluyen: el salmón, corvina, trucha, lucioperca, pez azul, lucioperca americano.

Si en tu familia salen a pescar contacta al departamento local de tu área para saber qué pescados que se pesquen en la zona son seguros para consumir. Recuerda que los pescados en esta categoría incluyen sólo los capturados en aguas locales, no del mercado donde usualmente puedas comprar.

photo

Mariscos crudos

Mariscos crudos: La mayoría de las enfermedades derivadas del consumo de mariscos es porque no están cocidos. En esta categoría también se incluyen las seductoras ostras, almejas y mejillones. El tema es que el cocinarlos no previene las infecciones asociadas con la marea roja. El marisco crudo es peligroso para todo el mundo y debe ser evitado a toda costa durante el embarazo.

Huevos crudos: Esto incluye no sólo los huevos en sí pero toda comida que incluya huevos crudos incluyendo salsas, aderezos para ensaladas, condimentos como mayonesa; helado casero, natillas, ponche de crema. Si cualquiera de estas recetas están cocidas entonces ya sabes que el riesgo de salmonella disminuirá. Las demás que no requieren cocción y están manufacturados usan huevos pasteurizados y no aumentan el riesgo de salmonella. Los restaurantes deben usar también huevos pasteurizados en todas las recetas que lleven huevos crudos como la salsa Hollandaise, aderezos, etc.

Quesos blandos: Muchos de los quesos importados puede que contengan listeria de la cual hablamos más arriba. Los quesos blandos a evitar son: el Brie, Camembert, Roquefort, Feta, Gorgonzola, y los quesos mexicanos blandos como el fresco y el blanco a menos que hayan usado leche pasteurizada. Todos los quesos blandos domésticos hechos con leche pasteurizada son seguros para el consumo durante el embarazo. Y si es un queso importado que está hecho con leche pasteurizada entonces también es seguro para cosumir durante el embarazo.

Leche sin pasteurizar: La leche sin pasteurizar puede que también contenga listeria por lo cual es recomendable abstenerse de ella durante el embarazo.

Untados de carnes y paté: Los pates fríos y untados de carnes puede que también contengan listeria. Si deseas comer algo de esto opta por los envasados.

Cafeína: Si bien algunos estudios dicen que la cafeína puede causar aborto involuntario, también hay otros que dicen que en moderación está bien aunque siempre es más seguro que aún dentro de la moderación también la evites por completo durante los tres primeros meses del embarazo que son los más delicados. Muchos usan la regla general de no consumir más de 200 miligramos al día de cafeína durante el embarazo. Recuerda que la cafeína actúa como diurético eliminando fluídos (agua) y minerales esenciales del cuerpo lo que puede resultar en deshidratación y pérdida de calcio. En lugar de bebidas con cafeína opta por agua, jugos frescos y leche de nueces.

Otros estudios han demostrado la asociación de cantidades altas de cafeína con abortos involuntarios, nacimiento prematuro, poco peso en el bebé, y síntomas de abstinencia en los niños. Con tanta información lo mejor es evitar consumir cafeína durante el embarazo.

Alcohol: Muchos preguntan qué cantidad de alcohol es seguro consumir durante el embarazo. La respuesta es cero. No existe cantidad alguna de alcohol que sea segura de consumir durante el embarazo por lo cual es imperativo evitarlo. Está comprobado que consumir alcohol durante el embarazo interfiere con el desarrollo sano del bebé. Si no sabías que estabas embarazada y consumías alcohol deja de beber alcohol. También debes evitarlo cuando estés dando el pecho porque le llega a través de la leche.

Vegetales y frutas sin lavar: Los vegetales y frutas son esenciales en la dieta de cualquiera y más aún durante el embarazo. Pero asegúrate de lavarlos bien para evitar la posible exposción a parásitos, bacterias, y hasta toxoplasmosis que puede esté presente en la tierra donde los vegetales crecen. Si te es posible, compra vegetales y frutas orgánicas, o en los mercados verdes locales.

Fuentes de información usadas para este artículo:

Mayo Clinic, U.S. Food and Drug Administration, Centers for Disease Control and Prevention


Descargo de responsabilidad: Este artículo no intenta dar consejos de salud ni médicos, sólo educar e informar. Ante cualquier duda y antes de hacer un cambio en tu dieta o estilo de vida recuerda siempre consultra con tu médico principal.

Sígame en Google+