0

Ideas para que tus hijos se mantengan activos en invierno

Jugar en la nieve

Jugar en la nieve

Nunca he sido muy amante de los deportes. Cuando era chiquita odiaba la clase de educación física, pero esto no significa que fui una niña inactiva. De hecho, los mejores recuerdos de mi época infantil incluyen horas de horas montando bicicleta con mi prima hermana, patinando con mi hermana mayor o nadando en el mar o la piscina.

Por suerte, soy una persona bastante saludable y aunque sigo no siendo fanática de los deportes, hago todo lo posible por mantenerme activa — especialmente para darles el buen ejemplo a mis hijos. Pero esto suele ser un poco más difícil en el invierno, cuando hay nieve afuera o las gélidas temperaturas sólo dan ganas de quedarse en casita frente a la tele y con la calefacción bien prendida.

Si este es tu caso, aquí te comparto algunas ideas para que te asegures que tus hijos sigan activos durante el invierno.

photo

Bailar

Bailar. Esto es algo extremadamente divertido que estoy segura que le encantará a tus hijos y que puedes hacer sin tener que salir de tu casa. De hecho, ni siquiera tienen que vestirse con ropa de hacer ejercicios para participar. Lo único que hay que hacer es prender la música a todo volumen y ¡mover el esqueleto! Deja que tus hijos escojan el tipo de música que quieren bailar e intenta hacer un concurso para ver a quién se le ocurre los pasos más originales. No te imaginas el gran ejercicio que estarán haciendo sin siquiera darse cuenta.

Jugar en la nieve. A mi no me entusiasma mucho la nieve porque he vivido la mayor parte de mi vida en climas cálidos. Pero mis hijos ven nieve y quieren salir corriendo a jugar. Así que aprovecho para que se mantengan activos aunque sea un ratito. Si vives en un lugar donde cae nieve, una buena opción es tener una batalla de bolas de nieve. Lo primordial es que todo el mundo cuente con la vestimenta adecuada. Otra opción es montarse en un trineo y tirarse por una loma. ¡A mis hijos les fascina hacer esto!

Nadar. Si tienes la suerte de tener a tu alcance una piscina temperada, no dudes en llevar a tus hijos para que se den un buen chapuzón y de paso hagan un poco de ejercicio lejos del frío y la nieve.