0

Yoga para niños: Movimiento y español

Yoga para niños: Movimiento y español

Yoga para niños: Movimiento y español

Practicar el yoga es una manera divertida de hablar español con los niños, y conlleva muchos elementos que también facilitan el aprendizaje de un idioma. Leer más sobre cómo el yoga y el aprendizaje de un idioma se complementan. Por supuesto que el yoga también es una excelente forma de motivar a los niños a moverse y a usar sus cuerpos. Si te gusta el yoga o te interesa hacer algo nuevo con tus hijos en español, intenta esta secuencia de yoga de animales de la granja.

Kids Yoga Stories tiene una secuencia de posturas de yoga relacionadas a la granja para los niños, de la cual se puede hacer una maravillosa actividad de español con vocabulario de la granja y de partes del cuerpo. Puedes obtener la secuencia de posturas y otra información importante sobre el yoga para niños en Kids Yoga Stories y después puedes incorporar el español con estas sugerencias.

Los niños aprenden sobre los animales a través de hacer sonidos y jugar a ser diferentes animales. Hacer posturas de yoga es parecido pero más estructurado. Los niños se mantienen más enfocados ya que hacen ciertas posturas; en vez de simplemente jugar a ser un perro, se enfocan en la postura que representa un perro. Al hacer las posturas los niños usan todo su cuerpo, lo cual beneficia el aprendizaje de un idioma, pero no se mueven tanto como si simplemente estuvieran jugando a ser animales, lo cuál lo hace más fácil mantener su atención y cambiar a la siguiente postura.

photo

Photo by Autumm

Usar juguetes e imágenes

Antes de hacer la secuencia de yoga, Giselle Shardlow de Kids Yoga Stories sugiere juntar libros, juguetes, rompecabezas y otros objetos. Este paso de preparación es importante para niños que están aprendiendo el español. Busca juguetes o imágenes que retraten vocabulario de la granja. Puedes dibujar representaciones de las palabras si no tienes juguetes o fotos. La secuencia de yoga recomendada contiene el siguiente vocabulario de la granja:

el espantapájaros

el árbol

el caballo

el establo

el granjero

manejar un tractor

el pato

el perro

el burro

el ganso

el ratón

el gato

la vaca

el cerdo

las estrellas

Estructurar la secuencia con pistas visuales

Ordena los objetos y las imágenes alrededor del cuarto en el orden en que vas a hacer las posturas. Mientras pongas los juguetes en lugares donde estarán visibles, usa el vocabulario En la granja hay un espantapájaros. También hay un árbol. Al lado del árbol, hay un caballo.

Practicar la secuencia

Haz la secuencia de posturas en orden usando oraciones simples en español. Usa los juguetes y las imágenes como pistas visuales para ayudar a los niños a entender. Puedes usar oraciones como éstas:

  • El espantapájaros va primero.
  • Vamos a ser espantapájaros.
  • La postura es así. (modélala y dales una breve explicación)
  • ¿Lo puedes hacer también?
  • Hazlo tú.
  • Ahora va el árbol.
  • ¿Ves el caballo?
  • Soy un caballo.
  • ¿Cómo hace un caballo?
  • ¡Eres un caballo!

Hay ciertas posturas que se hacen con ambos lados del cuerpo. Puedes usar oraciones como éstas:

Ahora vamos a hacerlo del otro lado.

Ahora hazlo del otro lado.

Ahora vamos a levantar la otra pierna.

Giselle Shardlow nos recuerda que el yoga para niños es informal, creativo y destinado a que los niños se diviertan a través del movimiento – el enfoque no es en obtener posturas perfectamente alineadas. Así que describe las posturas para que los niños escuchen el español, pero no tienen que hacer las posturas perfectamente.

Puedes leer descripciones de las posturas en español aquí si no estás seguro de cómo explicarlas. Los niños podrán ver lo que haces, así que sólo escoge una o dos frases claves para cada postura. Este libro electrónico en issuu también tiene descripciones de las posturas en español.

Repetir la secuencia

Para sacarle el máximo provecho a esta actividad, repítela durante varios días y vuelve a intentarla de vez en cuando. La repetición ayuda la comprensión en niños que están aprendiendo el español, y aprender la secuencia también les ayudará a asimilar e interiorizar el idioma.

Giselle Shardlow enfatiza que los padres deben ser entusiastas, desenfadados y juguetones mientras practican el yoga, y que deben seguir los intereses del niño. Esto es importante para el aprendizaje de un idioma, también. Tanto el yoga como el aprendizaje del español deben ser actividades divertidas, no forzadas. Shardlow también nos recuerda de tener un área despejada y segura, y de adaptar la actividad a las capacidades físicas del niño.

El yoga alivia la tensión, ayuda a los niños a manejar el estrés y fomenta un estilo de vida saludable. Hacer esta secuencia de posturas de yoga de animales de la granja en español también sirve como una excelente actividad para aprender español, y conlleva movimiento, repetición y secuencia. Más importante aún, los niños se divierten mientras se involucran con el idioma.

Jennifer escribe en su blog Spanish Playgound