0

Xbox One: tu consola para la siguiente década

Llega la nueva consola de Microsoft
El Xbox One esta a la venta desde el 22 de Noviembre en mas de 10 paises

El Xbox One esta a la venta desde el 22 de Noviembre en mas de 10 paises

Es 22 de Noviembre y oficialmente en el mundo es el inicio de la siguiente era en lo que se refiere a consolas de videojuegos con el lanzamiento del Xbox One, la 3ª edición de la consola de Microsoft llega hoy a más de 10 países y pues aquí les presentamos nuestras impresiones de la consola que construida no solo para video juegos sino con la meta de volverse el centro de entretenimiento de cada hogar del mundo.

Cuando el Xbox 360 se lanzó hace unos 8 años, todavía la idea de entretenimiento se limitaba a los videojuegos, si bien este podía reproducir media por medio de USBs esta función era más bien un plus derivado de su relación a las PCs.

Eventualmente al evolucionar el software del Xbox y aparecer las Apps de streaming y comunicaciones como Skype, Microsoft aprovechó el momentum creado, dando al Xbox 360 nuevos usos y creando nuevos servicios, mismos que crecieron en popularidad rápidamente.

Con el Xbox One la estrategia es diferente, más que una consola de videojuegos es una propuesta de Microsoft para ser un centro de entretenimiento digital, donde los videojuegos son solo parte del menú a servir, y donde el video, la televisión en vivo, música, comunicaciones y nuevos servicios se complementan para formar una nueva clase de dispositivo digital.

La propuesta es agresiva, pero también así es la meta, ser un dispositivo que por los siguientes 10 años (al menos) que ofrezca entretenimiento, información y diversión a todos en la familia. Y si la evolución del Xbox360 es un indicador de cómo será la del Xbox One, considerando los servicios con los que está siendo lanzado, podemos predecir que la meta de Microsoft se cumplirá sin duda.

La Consola

Si algo podemos decir del Xbox One es que no fue hecho para lucir exteriormente, su diseño es bastante simple y hasta retro, parece que los diseñadores quieren que la consola no sobresalga sino más bien que forme parte de los componentes de un centro de entretenimiento modular.

Probablemente la parte más llamativa no sea la consola misma, que cuando está operando porta un logo blanco de Xbox, resalta más la cámara del Kinect, que también mantiene un perfil más discreto que su antecesor, y donde no hay partes motorizadas móviles.

Volviendo a la consola, que es de un color negro piano, elegante y discreto, mide 13x10x3 pulgadas y presenta en el frente la ranura para discos y solo un puerto USB en el lado izquierdo. El resto de los puertos y conexiones están por detrás, como tradicionalmente pasa con los componentes de un equipo de entretenimiento.

Ahí, en la parte posterior, es donde podremos encontrar 2 puertos USB 3.0, entradas y salidas HDMI, puertos de audio digital y Ethernet, y finalmente el puerto para el Kinect, que en esta ocasión es parte integral del Xbox One, no un accesorio como pasaba en el modelo anterior.

El modulo del Kinect también es menos llamativo que su antecesor, mide unas 10 pulgadas de ancho y 2.6 de alto, esta vez no presenta motores o movimiento sino que todo el enfoque lo hace mediante software, pero no hay que dejarnos engañar, parecerá más sencillo pero su funcionalidad es poco menos que impresionante.

A algunos les molesta el hecho de que Kinect siempre está funcionando, pero es que una de sus funciones es encender el Xbox cuando su dueño así lo comanda verbalmente, para aquellos que tienen complejo de persecución, esta función puede ser apagada.

El nuevo control

El Xbox One viene con una versión mejorada de control o mando, que aunque se parece mucho a su antecesor y hasta miden lo mismo, presenta algunas sutiles pero importantes mejoras para los gamers.

Los botones y palancas se sienten más precios y suaves, los gatillos son ahora más responsivos y no hacen el molesto ruido que hacían antes, el botón de “Start” ahora es “Options” y asi mismo ha sido reubicado un poco más lejos del botón “X”.

También se siente mejor la retroalimentación, tanto al manejar coches en Forza como al disparar armas para matar zombies, la retroalimentación del control se siente mejor, más real.

La caja de las baterías permanece donde mismo, aunque menos voluminosa, y el puerto para los audífonos sigue en la parta trasera justo donde se encontraba antes.

En general el control del Xbox One se siente como un “upgrade” del anterior, pero no al grado de justificar los 100 millones de dólares que Microsoft dice haber gastado en el desarrollo del mismo.

Instalación y Uso

Instalar el Xbox One requiere un poco de paciencia, y no por las conecciones típicas requeridas, sino porque como ha pasado en otras de las consolas, se requiere descargar una actualización de sistema que incluya las más recientes modificaciones al mismo.

El proceso es sencillo, solo se siguen las instrucciones en pantalla para conectarse al Wifi o ruteador de Internet, y la caja empieza abajar la actualización. Es algo grande, poco más de 1 Gb, pero una vez descargada esta, el sistema reiniciara un par de veces hasta tener las actualizaciones instaladas.

Lo siguiente será calibrar el Kinect para que nos reconozca y pues ingresar nuestros datos, es importante mencionar que se requiere de una membresía de Xbox Live para acceder a cualquiera de las funciones en línea.

Xbox One utiliza el mismo estilo de interface (llamada “Metro”) que Microsoft ha estado aplicando en todas las plataformas de computación y móviles, hay que tener en mente que el Xbox One es un sistema multitarea, puede alternar las aplicaciones sin cerrarlas las anteriores por completo, inclusive puede operarlas en una ventana de la pantalla principal, esto es algo nuevo respecto al anterior.

El botón de Xbox del control de mando siempre es útil para regresar a la pantalla principal, en caso de estar en algún juego o servicio, esta será minimiza y puesta en el cuadro al centro de la pantalla. Siempre también se puede usar el botón “B” para regresar al proceso o aplicación anterior, esto hasta en 4 pasos atrás.

La parte derecha de la pantalla es lo que podríamos llamar el área de “snap”. El Xbox One puede correar aplicaciones en esta área, de modo que podemos estar viendo TV en tiempo real en una ventana aquí, mientras que en el área principal jugamos algo, o bien podemos hacer una llamada de SKYPE mientras vemos televisión. Toma un tiempo a esta función y como usarla, pero la verdad es muy útil y pues nos permite hacer más cosas a la vez.

Como mencionamos antes, el Xbox One cuenta con un puerto de entrada HDMI al cual se le pueden conectar cajas de cable o satélite o bien cualquier otro dispositivo que se conecte a la TV con esta interface.

Esta funcionalidad es parte de la idea de Microsoft de que el Xbox One sea el centro de entretenimiento universal, y tiene la capacidad de poder controlar estas cajas o dispositivos con el infrarrojo del Kinect, claro siempre que nuestro servicio de televisión sea en USA o con alguna compañía socia de Microsoft.

Xbox One tiene la capacidad de descargar la guía de TV y facilitarnos la tarea de ver nuestros programas, ya sea en pantalla completa o en una ventana del Xbox One.

Otra cosa que hay que mantener en mente es que Kinect siempre está atento, viendo y escuchando. Por una parte en un inicio no deja uno de sentirse medio tonto cada vez que le hablas al Xbox, pero eventualmente vemos la conveniencia de esto. En vez de buscar en los menús un juego, puedes decir “Xbox Go To Forza MotorSport5” o “Xbox Go to Netflix” y el Xbox hará el trabajo por nosotros.

Aunque las funciones de rastreo visual del Kinect serán obviamente más utilizadas en juegos físicos como los de ejercicio o de baile, Kinect da un valor agregado a los desarrolladores para agregar comandos verbales a los juegos. En “Ryse” por ejemplo, se pueden dar comandos verbales a tus soldados para que ejecuten acciones durante combate.

Kinect es como un carbón a medio pulir, todavía hay mucho que hacer con él para convertirlo en diamante, pero no tenemos duda de que esto sucederá.

En resumen, operar el Xbox One no representa mayor dificultar que su antecesor, los cambios en la interface son mínimos y en pocos minutos podremos dominar el nuevo sistema, solo nos hace falta ahora…

Juegos y Aplicaciones

Para este lanzamiento Microsoft se aseguró tener algo para todos los gustos en el área de juegos, de sus propios estudios están siendo publicados “Ryse: son of Rome”, “Forza”, “Zoo Tycoon”, “Dead Rising 3”, “Killing Instinct” además de otros títulos de otras marcas.

En lo referente a Apps, Xbox One de entrada cuenta con una gran variedad de APPS de servicios de video donde no pueden faltar Netflix, Hulu, AmazonPrime, YouTube y otras tantas que están disponibles la mayoría en USA solamente.

Si vives fuera de los Estados Unidos las opciones de Apps son bastante menores, a menos que estés usando un servicio de acceso VPN para mascar tu región, esta es una pequeña inversión pero vale mucho la pena.

Skype es una aplicación que con el Xbox One sobresale gracias al Kinect. Aprovecha la HD de la cámara para lograr conferencias con una nitidez increíble, además claro que puedes realizar estas conferencias o llamadas mientras juegas o ves TV, lo que le agrega mucha conveniencia.

Hay otras funciones que no pudimos probar debido a que todavía no estaban instalados todos los servicios en línea, tales como el chat entre jugadores o bien el modo “Party” y los multijugadores.

Seguramente después del lanzamiento, todas estas funciones estarán habilitadas y listas.

En Resumen

Sin duda alguna, el Xbox One es una gran pieza de hardware y software.

Microsoft está presentando la base de lo que será la consola de videojuegos y entretenimiento para la siguiente década. La arquitectura del Xbox One está planeada para satisfacer no solo las necesidades de los gamers, sino las de otro tipo de consumidores que buscan más entretenimiento y servicios.

El primer pasó esta dado, y el software que ha presentado no solo muestra la capacidad actual sino también el potencial de la consola. Bien podría reemplazar muchos dispositivos en el futuro cercano, cajas de cable, cámaras de telepresencia, controles remotos, etc.

Kinect es la primera interface de voz de implementación real en el mercado, y aunque por el momento esta como bebe en primeros pasos, no dudamos que pronto estos se conviertan en algo más grande, extendiendo su capacidad de entendimiento y control más allá de la consola.

Xbox One está empezando no de cero, sino con toda la experiencia y hasta donde pudo llegar el Xbox360 con su arquitectura, será interesante ver en un par de años lo que tanto Microsoft como sus asociados pueden hacer con él y sobre todo como podremos usarlo nosotros.

Bienvenidos a la década del Xbox One. ¡Disfrutenla!