0

Un inmigrante a cargo de la policía de East Boston

Por Marcela García

La historia del capitán Frank Mancini no es tan común entre los de su rango, pero sí una muy familiar para la comunidad que habita el área: Mancini, recién nombrado Capitán del Distrito A7 (East Boston) del Departamento de Policía de Boston, es un inmigrante que llegó de su natal Italia a los 7 años de edad con su familia a establecerse precisamente en East Boston.

Era finales de la década de los 60, y desde entonces, East Boston ya era refugio de inmigrantes, italianos en aquellos tiempos. Mancini, quien ha pertenecido a la fuerza policial de Boston por casi 21 años, tiene ahora a su cargo la el distrito policiaco del lugar que pisó por primera vez cuando llegó a Estados Unidos en 1966.

"Para mi East Boston fue mi introducción a este país, recién salido de Italia", dice Mancini desde sus oficinas en la estación de policía de la calle Paris. "No necesitabas saber hablar inglés porque todos hablaban italiano, eran nuevos inmigrantes".

Una condición que se mantiene más de 50 años después, pero con el español. Siendo East Boston un área poblada predominantemente por latinos, el español es el lenguaje que domina ahora.

Y eso se refleja en los oficiales de policía que vigilan las calles de East Boston: 23 de 71 patrulleros hablan español, de acuerdo a Mancini.

"Yo todavía hablo italiano con mis padres", agrega, acordándose de una anécdota de su primer día de escuela. "Me perdí al tratar de llegar a mi escuela, la Donald Mc- Kay. En lugar de irme por la calle Lubec agarre por la Cottage y no la encontraba. Cuando una señora se dio cuenta que yo estaba perdido, me llevo a mi casa. Pero fue en italiano que nos comunicamos".

Mancini vivió en East Boston por cinco años más antes de mudarse con su familia a Somerville. Nunca tuvo aspiraciones de ser policía, pero eventualmente, ya de adulto y con un grado en electrónica, se encontró con un poster que describía las fechas y detalles del próximo examen de servicio civil para ser oficial. Tenía 27 años, y a pesar de nunca antes haber contemplado una carrera en la fuerza pública, consideró tomar el examen pues tenía muchos amigos que eran policías.

"Ya en el departamento, nunca conocí a ningún policía que hubiese llegado directo de Italia como yo. Muchos eran italoamericanos de segunda generación", dice.

Durante su carrera, Mancini se ha desplazado por los diferentes distritos de Boston, habiendo trabajado en Jamaica Plain, Hyde Park, West Roxbury, Roxbury y hasta por seis años en la división de anticorrupción. Antes de llegar a East Boston como Capitán, ocupó el mismo puesto por dos años y medio en Brighton. Además de que fue patrullero a principios de su carrera en East Boston.

"Era principios de los 90, y ya había una población de tamaño importante proveniente de Centroamérica y Colombia", recuerda Mancini. "Incluso cuando recién fui asignado a East Boston, me acorde de la casa donde vivíamos en la calle Lubec, y fui a verla solo para recordar viejos tiempos. En los buzones postales del edificio ya solo había un nombre italiano, todos los demás eran hispanos".

Es por eso que, habiendo sido él mismo un inmigrante, a Mancini siempre se la ha hecho natural tratar con gente extranjera.

"Yo lo entendí siempre como una ocurrencia natural, los inmigrantes recién llegados", dice.

CRIMEN Y SEGURIDAD

Como Capitán de la Policía en East Boston, la prioridad de Mancini es mantener la seguridad pública entre todos los residentes.

"Una gran parte de la responsabilidad en mi cargo es acercarme a la comu